La famosa cantante norteamericana Britney Spears, ha hablado sobre el documental de su vida

‘Framing Britney Spears‘ es el polémico documental sobre la vida de Britney Spears, que ha caído como un jarro de agua fría sobre muchos de sus fans, quienes ignoraba el drama y el sufrimiento de la intérprete de ‘Toxic‘. Este documental relata cómo la carrera de Britney despegó hacia lo más alto, pero también describe de manera descarnada, cómo la fría industria de la música y los medios de comunicación, hicieron que cayera en desgracia y en el ‘ostracismo‘.

Fue el 22 de febrero cuando este documental sobre la vida de la cantante de 39 años, nacida en McComb, Misisipi, Estados Unidos, fue estrenado en nuestro país. Llegaba a través del canal Odisea y podíamos ser testigos de la dura vida de la celebrity y soportar un auténtico infierno. Pero la cantante mantuvo un inusitado silencio, ajena a lo que muchos pensaban al respecto.

Ahora, unas semanas después de que le documental fuera estrenado, Britney ha querido sincerarse con sus casi 30 millones de seguidores en Instagram, con un corto vídeo en el que explica el por qué no ha visto el documental sobre su vida y por qué se siente, en ocasiones, tan alienada por los medios de comunicación.

Britney Spears habla sobre el polémico documental, ‘Framing Britney Spears’

En un vídeo en el que aparece bailando a la cámara, Britney ha escrito lo que ha sentido y lo que siente, al ser criticado y vilipendiada por la prensa, quien no ha tenido compasión con ella ni con su carrera: “Siempre han especulado sobre mi vida. Me he sentido observada y juzgada durante toda mi vida.  Por mi salud mental necesito desquitarme bailando a Steven Tyler (‘Aerosmith’), cada noche de mi vida, para volver a sentirme humana, salvaje, pero sobre todo, vida. (…) He tenido que tener fuerza y confianza en el Universo debido a mi vulnerabilidad, porque siempre me han juzgado, me han insultado, y me han avergonzado en los medios de comunicación.. y aún los siguen haciendo” 

Admite no haber visto el documental, pero siente pudor y vergüenza al ver como la sociedad puede ser testigo de su infierno personal: Lloré durante dos semanas y bueno, todavía lloro a veces” Para finalizar y como si fuer una especie de terapia, Britney deja claro que no es perfecta y que todo lo que ves en ella es lo que hay, sin más: “No estoy aquí para ser perfecta, la perfección es aburrida. Estoy aquí para transmitir amabilidad”