El piloto madrileño peleó por el podio con su compañero de equipo, el británico Lando Norris

Tras meses de aplazamientos y cancelaciones debido a la pandemia del Covid-19, por fin arrancó este pasado fin de semana en el circuito Red Bull Ring de Austria el Campeonato del Mundo de F1 de este 2020.

En un carrera accidentada en la que solo lograron terminar la prueba 11 pilotos, la victoria en esta primera ronda de la temporada se la llevó el piloto finlandés de Mercedes, Valtteri Bottas.

La segunda posición del podio fue para el monegasco Charles Leclerc de Ferrari, beneficiado por la sanción de cinco segundos que le cayó al piloto británico Lewis Hamilton, tras el incidente de carrera que este protagonizó con el piloto tailandés Alexander Albon de Red Bull.

Pero sin duda uno de los momentos mas interesantes de toda la carrera, fue la lucha por ver quien cerraba el podio de la carrera que abría el Mundial de Fórmula 1 de este año. Esta la protagonizaron el español Carlos Sainz Jr. y el británico Lando Norris, compañeros de equipo en McLaren.

Muy contento y optimista tras quedar quinto en el debut de la temporada

Sainz y Norris protagonizaron un gran duelo por esa tercera plaza del podio, que finalmente se llevaría el piloto británico de 20 años. El piloto madrileño destacó ante todo en el canal de televisión Movistar F1, el gran día que había tenido su equipo:

“Ha sido un buen día para todo el equipo, que ha logrado un resultado muy merecido después de un invierno muy difícil, con un tercer puesto y un quinto”. 

Sin embargo y tras felicitar a Lando, el piloto madrileño también confesó que estaba contento con su carrera, pero que quizás se le había escapado el podio por detalles: “Por mi parte, buena carrera. Quizá ese podio se nos ha escapado en la lucha con Lando”.

Hay que recordar que Sainz partía de la octava posición al inicio de la carrera, para finalmente finalizar quinto. Aún así Sainz se mostró feliz, y vaticina que no será el único podio que conseguirá McLaren. Afirmó que su equipo tiene potencial para estar ahí.