El madrileño afirma que aunque los entrenamientos con la escudería austriaca eran pesados, fueron muy fructíferos

Una de las características mas importantes de la escudería austriaca Red Bull Racing de Fórmula 1, es su apuesta por los jóvenes y prometedores talentos. Sin embargo, estos reconocen que no es nada fácil soportar los duros entrenamientos del equipo austriaco.

Este es el caso del piloto madrileño Carlos Sainz Jr. quien reconoce que le debe mucho a la mano dura de Helmut Marko -actual asesor de la escudería austriaca, pero también que no lo paso nada bien.

Sainz corrió durante tres temporadas con la Scuderia Toro Rosso, filial de Red Bull Racing, y ha demostrado en las últimas temporadas que es uno de los mejores talentos en crecimiento.

Sainz y el belga Max Verstappen coincidieron juntos en Toro Rosso. Mientras el piloto madrileño correrá a partir del 2021 en Ferrari, Verstappen podría ocupar una de las dos plazas de Red Bull Racing.

Sainz tiene un gran respeto por el trabajo de Helmut Marko

En referencia a los entrenamientos de Red Bull, el piloto Carlos Sainz afirmó al portal Motorsport.com que aunque “son muy pesados”, estos pueden darte mucho y ciertamente le han ayudado en su carrera:

“Todo lo que hace Red Bull funciona. Traen talento a la F1. Sí, eso es muy pesado, pero tienen que serlo. Sin embargo, al final son ellos los que pagan para dar una oportunidad a los conductores, para que puedas ser tan duro como quieras”.

A pesar de su mano dura, Sainz tiene un gran respeto por el trabajo que realiza Helmut Marko: “Respeto mucho a Marko por todo el trabajo que hace. Mi padre también me dio muchos consejos y una cosa me dejó claro; tienes que morder cuando estás en este deporte, de lo contrario te morderán”.