Carmelo Ezpeleta MotoGP

El CEO de Dorna afirmó que no habrá público en las carreras que se celebren en Europa

Carmelo Ezpeleta, actual consejero delegado de Dorna Sports, empresa encargada de organizar el Mundial de Motociclismo que se celebra bajo la marca MotoGP, ha confirmado que las carreras que se celebren en Europa se llevaran a cabo sin la presencia del publico.

Así lo aseguró este pasado domingo en el programa Carrusel Deportivo de la Cadena SER. El dirigente catalán también indicó que aún están estudiando la posibilidad de que haya público o no, en los grandes premios que se disputen fuera del viejo continente.

“No vamos a tener opción de meter público en los Grandes Premios de Europa, fuera veremos (…) Estoy bastante contento con lo que hemos preparado”.

El CEO de Dorna afirmó, que la imposibilidad de que haya espectadores presentes en los circuitos europeos no es solo por razones sanitarias y logísticas, sino también por razones económicas.

Hace pocos días Ezpeleta indicaba en una entrevista con Fox Asia Sports, que los largos viajes a Asia o al extranjero (EEUU y Argentina) son extremadamente caros, y sólo si cuentas con los ingresos del público puedes incluirlas en el calendario.

Complicado celebrarlas fuera de Europa sin la presencia del público

En esa misma entrevista con Fox, el dirigente catalán afirmó que el objetivo es arrancar el Mundial de MotoGP en el Circuito de Jerez con dos Grandes Premios el 19 y el 26 de junio. Indicó que la idea es disputar 10-11 grandes premios en Europa. Estos se celebrarían desde finales de julio hasta principios de noviembre.

En cuanto a las carreras fuera de Europa que aún están incluidas en el calendario como las de Tailandia, Argentina, Australia, Estados Unidos y Japón, en septiembre decidirían junto con los organizadores si sería posible correr en esos lugares.

En la entrevista con la Cadena SER, Ezpeleta deja abierta esa posibilidad de celebrar las carreras fuera de Europa. Sin embargo, el dirigente había declarado hace unos día a Fox Sports que sería complicado celebrarlas fuera de Europa, sin la presencia de público.

El motivo los altos costes ya mencionados, y las restricciones que existen en estos momentos por la pandemia del coronavirus.