La vida de Danna Ponce no es perfecta confiesa sus grandes temores en Mtmad

Donna Ponce ha querido abrirse en canal a sus seguidores de la plataforma Mtmad

No, Danna Ponce no quería en un primer momento sacar a la luz los secretos más íntimos de su vida, pero una cosa lleva a la otra y al final acabas desahogándote con tus seguidores.

En cierta manera, contarle a alguien lo que sientes, sirve como terapia para poder asumir y aceptar ciertas situaciones que se nos pueden antojar muy complicadas porque nos es imposible cambiarlas.

La joven Influencer se sentaban delante de la cámara para su nuevo vídeo en Mtmad, para contestar las preguntas de sus seguidores. Preguntas incisivas que la han hecho hablar de sus sentimientos profundos, de su vida sentimental, de su maternidad, e incluso, de su padre.

Tenemos que desterrar esa idea de que los influencers son gente que vive al margen de los problemas, que sólo saben disfrutar, viajar, lucir cosas caras o cenar todos los días en restaurantes de 5 estrellas Michelin. Al igual que las personas que somos anónimas, los Influencers y famosos viven su día a día con un sinfín de problemas, tanto personales como familiares. En el perfil de Instagram de Danna vemos como día a día, muestra su perfecto estilo de vida que muchos ven con dientes largo, y por qué no, con envidia.

Dana Ponce se sincera sobre sus temores más íntimos

Lo que nadie sabía es que la aparente vida feliz de Danna, está sólo en su perfil de Instagram. En la vida real vive atormentada por el hecho de que cree que le ha fallado a su hija de tan sólo 4 años, Mia. Relataba que cuando se quedó embarazada supuso un duro varapalo porque no lo esperaba, ni lo había buscado, por lo que tuvo que hacer de tripas corazón y trabajar más para poder seguir adelante.

Por este motivo, fue la madre de Danna quien se ocupaba en muchas ocasiones de la pequeña Mia: “Estaba muy centrada en la carrera de medicina, y a la vez empezamos el proyecto de YouTube… y es que ahora, mirando hacia atrás, creo que me vino grande intentar abarcarlo todo, (…) ”creo que fallé un poco en ser madre

En cuanto a su vida sentimental, la influecer reconce que su relación con Victor, no se encuentra en su mejor momento, y están haciendo todo lo posible para que funcione: “Víctor es una persona a la que quiero muchísimo (…) por eso he decidido apostar por él (…) Quizá hay miles de motivos por los que no estar juntos, pero a mí todo eso me la pela: sólo le pido que respete esa estabilidad que le pido

En cuanto a la figura paterna de Paola, reconoce que ha marcado su carácter y también su adolescencia. El trato con su progenitor hizo que dudara y desconfiara de los hombres, pero este episodio parece haberlo superado con creces.