El calendario de Fórmula 1 del 2021 se enfrenta a otros problemas además del Covid-19

Las posibles 23 carreras de la próxima temporada se encuentran con otros obstáculos además del coronavirus

El transcurrir de las carreras de Fórmula 1 de este 2020 continua, mientras pilotos y equipos se dirigen al último tramo de una extraña y atípica temporada de la especialidad reina de las cuatro ruedas.

Con un calendario inicial de 23 carreras, pero finalmente reducido a 17 debido a la pandemia del coronavirus, al mundial de F1 de la presente temporada le restan cinco carreras por disputarse. La mayor parte de las carreras se están disputando en Europa, y el resto en Oriente Medio

Los eventos que se debían celebrar en Japón, Australia y América fueron cancelados por seguridad. Recientemente informamos que el pasado lunes la FIA iba a entregar a los equipos un programa para el 2021,

Este implica que la próxima temporada podría ser la mas más larga y difícil en la historia de este deporte. En un principio serían las 22 carreras que estaban programadas inicialmente para este 2020, antes de que el Covi-19 forzara a cancelar y aplazar numerosas carreras del calendario.

El calendario del 2021 cuenta con la oposición de los ecologistas y de Amnistía Internacional

Además se esta negociando para incluir una carrera mas a las ya citadas que se disputaría en Arabia Saudita. La carrera -se celebraría en el circuito de Jeddah- se beneficia de los lazos entre la F1 y el gigante petrolero saudí Aramco, como uno de los principales socios comerciales del deporte.

Precisamente esta carrera en particular es la que ha provocado que Amnistía Internacional ponga sus ojos en la F1. La organización de derechos humanos ha sido durante mucho tiempo un firme oponente de la campaña de “lavado de deporte” de la corona saudí.

Desde la organización se insta a la F1 a reconsiderar el evento en la nación saudí. En el caso de que sigan adelante se pediría a pilotos, propietarios y equipos, considerar la posibilidad de hablar sobre la situación de los derechos humanos en el país.

Por otro lado el GP de Brasil incluido entre los 22, también estaría en entredicho por diversas razones. Principalmente la de construir un circuito nuevo, ya que el viejo circuito de Río en Jacarepaguá fue destruido para dar espacio a las Olimpiadas del 2016.

Lo malo es que ese nuevo circuito implicaría arrasar una zona de la selva tropical, algo a los que muchos se oponen.