El futbolista se va cedido una temporada al conjunto italiano, que no tendrá opción de compra

Tras pasar el reconocimiento médico el pasado miércoles en la ciudad de Milan, el punta hispano-marroquí Brahim Díaz es desde ayer nuevo jugador del AC Milan. El futbolista del Real Madrid jugará en la entidad milanista la próxima temporada, en calidad de cedido.

Aunque la formación transalpina intentó hasta última hora incluir una opción de compra, finalmente esta no fue incluida ya que el conjunto blanco ve al jugador de 21 años con un gran futuro por todo delante.

Por lo tanto el jugador nacido en Málaga tendrá una nueva oportunidad de disputar minutos y seguir creciendo como jugador, para poder regresar al conjunto blanco y cumplir las expectativas que el conjunto madridista depositó en él.

Esta es la primera cesión de Brahim Díaz, que la temporada pasada apenas tuvo oportunidades disputando 6 partidos aunque ninguno de ellos de titular.

Su representante convencido de que Brahim ha elegido bien

Sin embargo y a pesar de no formar parte de los planes de Zinedine Zidane, como ya indicamos el equipo blanco sigue confiando en el potencial del joven futbolista malagueño y por eso no permitió una opción de compra en el acuerdo.

El delantero firmó por el Madrid en enero de 2019 procedente del Manchester City. Sin embargo Brahim ha tenido dificultades para jugar en el primer equipo, desde que cerró su fichaje por el conjunto blanco en 15 millones de euros.

El agente del futbolista, Pedro González, indicaba en unas declaraciones a Tuttomercatoweb que Brahim había elegido la opción correcta:

“Es un jugador joven y necesita jugar continuamente para sacar todo su potencial. Estoy convencido de la elección de los Rossoneri. Brahim ya ha vivido en el extranjero y por lo tanto se adaptará rápidamente”.