El charrúa firma por dos temporadas con el conjunto colchonero y ganará 7,5 M€ netos por cada una de ellas

Seis años después de su llegada al FC Barcelona, el veterano delantero uruguayo de 33 años Luis Suárez se despide de la Ciudad Condal y se marcha a Madrid para jugar en el Atlético de Madrid las dos próximas temporadas.

Aunque al uruguayo aún le restaba un año de contrato, rescinde su contrato con el conjunto azulgrana y firma por dos años con el equipo madrileño que entrena el argentino Cholo Simeone. En el conjunto colchonero cobrará 7,5 M€ de euros netos por cada una de las temporadas.

Ambos conjuntos cerraban la operación, tras alcanzar un acuerdo por el que el delantero charrúa se va al conjunto madrileño por 6 millones de euros en variables. Fue durante la madrugada de este jueves, cuando se conoció de forma oficial el fichaje del delantero internacional uruguayo por el equipo del Wanda Metropolitano.

Se despide como tercer máximo goleador en la historia del FC Barcelona

El bagaje de Luis Suárez en estas seis temporadas con el FC Barcelona, no puede ser mas demoledor. El internacional charrúa ha jugado con la camiseta azulgrana un total de 283 partidos, en los que ha anotado la friolera de 198 goles.

Suárez se marcha del FC Barcelona como el tercer máximo goleador en la historia del club, y como una auténtica leyenda para los seguidores de la entidad azulgrana. Al uruguayo solo le superan el astro argentino Lionel Messi con unas cifras de otro mundo, 634 goles, y César Rodríguez con 232 tantos.

En cuanto a trofeos con el club, Suárez ha ganado una Liga de Campeones, cuatro títulos de la Liga y cuatro trofeos de la Copa del Rey. Con esta incorporación el conjunto colchonero se asegura para las dos próximas campañas a un delantero con una enorme experiencia, pero sobre todo con un gran rendimiento goleador.

El uruguayo ocupará el puesto que dejará Álvaro Morata, futbolista que la próxima campaña jugará en la Juventus de Turin. Suárez es la tercera incorporación de los rojiblancos en este mercado, tras las llegadas del portero croata Ivo Grbic y el regreso del centrocampista belga Yannick Carrasco.