El estado de forma de Fede Valverde ¿enfría el interés del Real Madrid por Eriksen?

El joven medio uruguayo procedente del filial, se ha convertido en la gran revelación del conjunto blanco

Parece que el Real Madrid ha decidido enfriar su interés en el centrocampista danés del Tottenham Hostspurs, Christian Eriksen. El motivo, el gran rendimiento que esta ofreciendo el joven Fede Valverde tras regresar de su cesión al Deportivo de La Coruña.

Ante la marcha casi segura del centrocampista de los Spurs -acaba contrato al final de esta campaña-, el conjunto blanco había visto una buena oportunidad fichar al danés en enero. De esa forma buscaría adelantarse al interés de otros equipos por Eriksen.

El conjunto blanco ya había mostrado interés por el medio en el pasado mercado de fichajes. Sin embargo las cosas parecen haber cambiado mucho, desde la irrupción inesperada del joven centrocampista uruguayo de 21 años.

El joven futbolista procedente del equipo filial ha disputado hasta el momento seis partidos con el primer equipo esta temporada. El último de ellos el pasado martes en la Champions League frente al Galatasaray, con victoria del Real Madrid (0-1).

El estado de forma de Fede Valverde ¿enfría el interés del Real Madrid por Eriksen?

No obstante y aunque algunos medios hablan de ese enfriamiento por fichar a Eriksen, no se descarta que vaya a por él. Hay que tener en cuenta que si bien ambos juegan en la misma posición del campo, Eriksen es más ofensivo y Valverde más defensivo.

Debido a que el contrato de Eriksen expira el próximo verano, son varios los clubes interesados en negociar un precontrato con el futbolista.

Muchos medios apuntan a que los Spurs venderían a la baja al jugador en invierno. El objetivo del Tottenham es sacar algo de dinero ante su marcha en verano. Se habla de 34 millones de euros.

Aunque se este hablando de un enfriamiento del interés del Real Madrid, también podría ser algo estratégico. La irrupción de Valverde puede ser utilizada por el club blanco, para abaratar aún más el precio de Eriksen.