El FC Barcelona quiere a Eric García y Memphis Depay en enero, aunque les saldrían gratis en verano

El conjunto azulgrana dispuesto a pagar 8 millones de euros para fichar al central del Manchester City

El pasado verano el FC Barcelona estuvo interesado en reforzar su plantilla con el delantero del Olympique de Lyon, Menphis Depay, y con el joven central del Manchester City, Eric García.

El interés del conjunto azulgrana por estos dos futbolista, lejos de desaparecer se ha incrementado, si tenemos en cuenta lo que se ha visto del conjunto azulgrana en lo que llevamos de temporada. Aunque en la Champions League el equipo que entrena Koeman esta respondiendo bien, no ocurre lo mismo en la competición domestica.

El equipo azulgrana ocupa en estos momentos la duodécima posición de la clasificación, tras haber diputado 6 partidos saldados con dos victorias, dos empates y otras dos derrotas. Los problemas del conjunto azulgrana se han centrado sobre todo en el eje de la zaga.

La idea del conjunto azulgrana es que Eric García, que se formó en las categorías inferiores del conjunto azulgrana hasta que se fue al City en 2017, firme en enero y se incorpore ese mismo mes o en junio.

El conjunto catalán tal y como informaba recientemente el diario Sport, estaría dispuesto a pagar 8 millones de euros para cerrar su incorporación. Esta cifra es bastante inferior a la que pide el City y a la primera cifra que habría ofrecido la entidad azulgrana, alrededor de 17 M€.

Operaciones complicadas tras la dimisión de Bartomeu

En el caso de Menphis Depay, los azulgrana volverían a negociar con el Lyon en la próxima ventana, tras haber llegado ambos clubes a un acuerdo durante el verano pasado. Tanto Depay como García, son futbolistas que quedarían libres en la próxima ventana de verano.

Sin embargo esos planes de la entidad azulgrana se han complicado, tras la dimisión del ya ex presidente Josep Maria Bartomeu. Al pasar el club a manos de una junta gestora, están limitados según los estatutos del club a realizar solo las operaciones necesarias e imprescindibles.

El futuro presidente del club, que es poco probable que esté oficialmente en el cargo en el momento de la apertura de la ventana, tendría que ratificar cualquier transferencia.