PortadaEl BiomboCelebritiesEl príncipe Harry confiesa que fue consumidor de drogas y alcohol

El príncipe Harry confiesa que fue consumidor de drogas y alcohol

El duque de Sussex relata que estuvo metido en el mundo de las drogas para poder superar la muerte de su madre

Harry, el hijo menor del príncipe de Gales y Diana, confiesa que fue consumidor de drogas y alcohol. Y es que el nieto de la reina Isabel II de Inglaterra ha querido sincerarse con Oprah declarando que ha vivido una época bastante difícil y muy complicada para él…

Después de la polémica entrevista que los duques de Sussex realizaron para el programa de Oprah, ahora el príncipe Harry ha vuelto a repetir con la famosa presentadora para hacer unas impactantes revelaciones, pero esta vez sobre su vida.

En esta ocasión el marido de Meghan Markle ha decidido hablar en el documental ‘Lo que no ves en mi’ dedicado a la salud mental y que ya está en Apple TV. El hermano del príncipe Guillermo realiza unas duras confesiones respecto al deseo suicida de su mujer Meghan, a la misma vez que de qué forma sufrió la muerte de su madre Diana de Gales cuando contaba con tan solo 12 años.

Este duro trauma le llevó a ser consumidor de drogas y alcohol, según ha contado el propio Harry.

El duque de Sussex todavía sigue teniendo presente la imagen de su madre y confiesa a Oprah que en su día no tuvo el apoyo de su familia y que tampoco pudo fuerzas para enfrentarse al constante acoso de la prensa:

«Cuando era más joven, mi padre nos solía decir a Guillermo y a mí: ‘Bueno, fue así para mí, así que va a ser igual para vosotros’. No tiene sentido. Solo porque hayas sufrido no quiere decir que tus hijos tengan que sufrir también. De hecho, es justo lo contrario: si has sufrido, haz todo lo posible para que esas experiencias negativas que tuviste no afecten a tus hijos», explicó a la periodista.

La dura experiencia que le tocó vivir desde muy joven acabó pasándole factura a lo largo de muchos años en donde no le quedó otra opción que recurrir a las drogas y al alcohol para poder refugiarse del gran dolor que sentía. Además Harry revela que desde los 28 a los 32 años fueron los peores años de su vida, puesto que sufría con frecuencia ataques de pánico y fuertes crisis de ansiedad:

«Estaba dispuesto a beber, a tomar drogas y a probar aquello que me hiciera sentir menos de la manera en que me estaba sintiendo. Bebía el equivalente a una semana en un solo día, un viernes o un sábado, por la noche. Y estaba bebiendo, no porque lo disfrutara, sino porque estaba tratando de enmascarar algo», confiesa el nieto de Isabel II.

Tiempo después llegaba a su vida Meghan y lo convenció para que asistiera a las terapias psicológicas, lo cual fue su salvación. Para su actual esposa tampoco fue un camino de rosas, puesto que desde que se convirtió en miembro de la realeza británica, ha sido como estar en el infierno, según sus declaraciones posteriores.

El príncipe Harry confiesa que fue consumidor de drogas y alcohol

Más Noticias