En Italia dan por cerrada la marcha del lateral Achraf Hakimi al Inter de Milán

En el país transalpino hablan de una oferta del 40 millones de euros por el lateral del Real Madrid

En las últimas semanas se viene hablando del futuro del lateral marroquí del Real Madrid, Achraf Hakimi, futbolista que ha jugado cedido las dos últimas temporadas en el Borussia Dortmund.

La cesión del joven futbolista de 23 años finaliza este verano, y los rumores sobre donde jugará a partir de la próxima temporada son continuos en las últimas semanas. El Borussia Dortmund desea la continuidad del lateral, pero el interés de otros equipos mas poderosos economicamente lo hace imposible.

En las últimas semanas al lateral blanco se le ha vinculado con el Bayern de Múnich, Manchester United e Inter de Milán. El conjunto de Múnich esta muy interesado en Achraf, ya que busca lateral para la próxima temporada.

Sin embargo el futbolista parece estar cada vez más cerca de recalar en el equipo italiano, que según la información ofrecida por diferentes medios como Sky Sports y el diario AS, estaría dispuesto a poner 40 millones de euros -mas fijos en variables- sobre la mesa para hacerse con los servicios del marroquí.

Cobraría mucho más de lo que gana en el Real Madrid

Desde el diario madrileño señalan que el traspaso del futbolista podría cerrarse la próxima semana. Incluso afirman que el pasado viernes las negociaciones dieron un avance muy importante, y que todas las partes implicadas estarían de acuerdo.

La oferta económica del Inter para el jugador sería por cinco temporadas, por las que cobraría por cada una de ellas casi cinco millones netos. Una cantidad muy superior a la que percibe en el Real Madrid.

El futbolista no solo estaría contento con esa oferta económica, ya que además se le garantizaría el puesto de titular en el equipo transalpino. El jugador marroquí cree que el conjunto italiano sería la oportunidad perfecta para seguir creciendo.

El jugador marroquí disputó su último partido con la camiseta del Dortmund este pasado sábado, que acabó con un sabor muy agridulce tras la contundente derrota por 4-0 del Borussia frente al Hoffenheim.