PortadaMotorMotoGPFabio Quartararo gana el GP de Portugal de MotoGP 2021, y Marc...

Fabio Quartararo gana el GP de Portugal de MotoGP 2021, y Marc Márquez no puede evitar las lágrimas

Mientras el galo se alzaba con el triunfo, el piloto catalán terminaba en séptima posición en su regreso

El piloto francés Fabio Quartararo dio un golpe sobre la mesa este pasado fin de semana, durante el Gran Premio de Portugal de MotoGP de este 2021. El galo no solo se alzo con el triunfo en la ronda portuguesa, sino que se ha colocado como líder del mundial tras tres carreras disputadas.

El piloto de Yamaha MotoGP, que ya se alzó con el triunfo en el segundo gran premio de esta temporada celebrado en Qatar, comandó una accidentada carrera en la que los principales contendientes cayeron o tuvieron problemas durante la misma.

Quartararo se puso en cabeza justo antes de la mitad de la carrera, aunque el piloto de Suzuki, Alex Rins, se mantuvo en la pelea antes de caerse a sólo seis vueltas del final. El italiano Francesco Bagnaia con Ducati, y el actual campeón del mundo Joan Mir con Team Suzuki, completaron el podio como segundo y tercero respectivamente.

El esperado y emotivo regreso de Márquez al mundial

Pero sin duda la gran noticia de esta tercera carrera del mundial, fue el regreso del ocho veces campeón del mundo -seis en categoría MotoGP- Marc Márquez. El piloto de Repsol Honda volvía tras nueves meses apartado de las pistas, debido a la grave lesión que sufrió en su hombro durante el primer gran premio de la temporada pasada.

El piloto catalán llegó a ser tercero en la primera vuelta, aunque luego descendió hasta la novena posición. Una serie de caídas le permitió ascender hasta la séptima posición, puesto con el que cruzaría la línea de meta a 13 segundos de Quartararo. Pero lo mas importante para Márquez es ir poco a poco cogiendo ritmo, y Portimao ha sido el primer paso para ello.

Aunque Marc ha demostrado en muchas ocasiones ser una persona que suele controlar bien las emociones, en esta ocasión no pudo evitar las lagrimas tras regresar al box de Repsol Honda donde le esperaban los mecánicos del equipo.

Para el piloto catalán han sido unos meses muy complicados para lograr que su lesión sanase -tres operaciones-, y posteriormente el duro trabajo de recuperación. De ahí que era inevitable que esas emociones acabasen saliendo en algún momento.

Más Noticias