El piloto asturiano estaría ante su última oportunidad de conseguir la “triple corona”

Como todos los aficionados de la Fórmula 1 ya sabrán, el veterano piloto asturiano de 39 años Fernando Alonso regresará al gran circo de las cuatro ruedas en 2021 de la mano de Renault. El bicampeón del mundo decidió aparcar la F1 en 2018, para poder competir en otras grandes carreras históricas.

Desde entonces y hasta ahora, el ovetense ha participado en las 24 Horas de Daytona (ganador en 2019), el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (ganador en 2019), las 24 Horas de Le Mans (gana en 2018 y 2019), el Rally Dakar, las 500 millas de Indianápolis y debutó en los rally raid. 

Precisamente y si no sucede nada inesperado, el asturiano participara la próxima semana en las 500 millas de Indianápolis. Esta será su tercer intento de ganar la prestigiosa carrera estadounidense, tras su participación en 2017 (quedó en el puesto 29) y no conseguir la clasificación en 2019.

Conseguir la “triple corona” que solo posee Graham Hill

El piloto acudirá a la cita con el Arrow McLaren SP, un equipo sólido y bien preparado. Esto es algo que no ocurrió con el McLaren-Carlin, que enterró las opciones de Alonso de clasificarse para la carrera del año pasado.

El interés de Fernando Alonso por la mítica carrera americana, radica en la posibilidad de ganar la “triple corona” no oficial del automovilismo. En ella se incluyen la victoria en el Gran Premio de Mónaco, las 24 horas de Le Mans y la Indy 500.

Alonso solo necesita una victoria en la histórica carrera de Indiana para poder convertirse en el segundo piloto en conseguir esa corona, tras el legendario piloto británico  Graham Hill.

Sin embargo, y debido a que el asturiano ha firmado por dos años con la escudería francesa Renault en su regreso a la F1, la Indy 500 de este año podría ser su última oportunidad para lograrlo.

La edad del asturiano y ese regreso a la Fórmula 1, podrían evitar esa posibilidad de conseguir esa triple corona.