Ambas carreras tendrán lugar en una doble cita en el circuito de Misano en septiembre

La pandemia del Covid-19 que azota desde hace unos meses el planeta, ha obligado a los promotores del mundial de MotoGP, Dorna Sports, a llevar a cabo numerosos medidas para mantener la seguridad de todo el paddock.

En esas medidas destaca entre otras la celebración de carreras a puerta cerrada, es decir sin espectadores o medios de comunicación presentes en los circuitos. Las tres primeras carreras del mundial de MotoGP, además de los cuatro eventos disputados en las categorías de Moto2 y Moto3, se han celebrado sin la presencia de los aficionados en los circuitos.

Lo mismo ocurrirá durante este mes de agosto con la doble cita austriaca en el Red Bull Ring, que se celebrará esta y la próxima semana. Las normativas de distanciamiento social en toda Europa todavía prohíben en gran medida, las concentraciones masivas de gente.

El Gran Premio de Portimao podría tener también público en las gradas

Sin embargo, la región italiana de Emilia Romagna ha dado el visto bueno a Misano para abrir sus puertas, para que puedan asistir hasta 10.000 espectadores durante los tres días de cada una de las dos carreras, la de San Marino y la de Emilia Romaña.

Como es lógico y para garantizar la seguridad, se están estableciendo protocolos para impedir que interactúen grandes grupos. Estos incluyen plazas de aparcamiento exclusivas para cada tribuna.

Misano se convierte así en el primer circuito que anuncia la presencia de público en las gradas, dentro de este año. Parece que el circuito portugués de Portimao también tiene previsto la presencia de público en sus gradas, para cuando se celebre la carrera en noviembre.

Donde parece que será imposible ver público en las gradas esta temporada, sera en los GP’s que se deben celebrar en Aragón, Valencia y Le Mans.