El catalán regresa al paddock por primera vez desde la caída en Jerez en el primer gran premio de la temporada

El pasado 19 de julio arrancó la temporada del Mundial de MotoGP correspondiente a este 2020, con el Gran Premio de España celebrado en el Circuito de Jerez. Ese primer gran premio lo ganó el francés Fabio Quartararo, con los españoles Maverick Viñales segundo y Joan Mir tercero.

Pero quizás la noticia mas importante, por la importancia  que tenía en el devenir de la temporada, era la lesión del hexacampeón del mundo de MotoGP y ganador de los últimos cuatro mundiales, Marc Márquez.

La baja del piloto nacido en Cervera (Lérida) hace 27 años, gran dominador de la categoría reina del motociclismo en los últimos años, hacía presagiar una gran igualdad en la lucha por el título de esta temporada. Esto es algo que ya se esta cumpliendo desde el inicio de temporada.

Pero Márquez, que no pisaba el paddock de MotoGP desde que sufrió la caída, regresaba este pasado jueves en Barcelona con motivo del Gran Premio de Cataluña que se disputará este próximo fin de semana.

Contento de reconectar con Honda y de ver de nuevo su moto

El piloto catalán volvía al paddock para ponerse al día con el equipo Repsol Honda, e informarles de forma mas directa de su recuperación. La carrera en Barcelona de este fin de semana, le ha dado la oportunidad a Márquez de ver de nuevo a los de su equipo y su Repsol Honda RC213V, antes de regresar a casa para continuar con su recuperación.

Esto es lo que comentaba a los medios de comunicación al respecto recientemente el piloto catalán:

“Ha sido genial volver al paddock de MotoGP y ver a mi equipo y a HRC de nuevo. Por supuesto, hemos estado hablando por teléfono, pero realmente los he echado mucho de menos y ha sido genial verlos, ¡pero también a mi moto otra vez!.

Había una parte de mí que ciertamente quería volver a montar, especialmente después de estar sentado en la moto, pero ahora es el momento de ser paciente”.

El piloto de Cervera ya regresó a su casa, para continuar recuperándose de esa lesión que le mantiene apartado de momento de las pistas.