El piloto de Yamaha no sabe lo que ocurrirá en la doble cita en el circuito italiano de Misano

Tras la celebración de los tres últimos grandes premios del mundial de MotoGP de este 2020, el piloto catalán de la escudería Yamaha, Maverick Viñales, solo ha sumado tres puntos.

Es sin duda un pobre bagaje para uno de los pilotos que aspira a relevar en el trono de campeón, al piloto que ha ganado los cuatro últimos mundiales de MotoGP -tiene 6 en MotoGP, uno en Moto 2 y otro en 125cc- Marc Márquez.

Sin embargo, tras ocho carreras disputadas y a pesar de todo, el piloto de Figueras de 25 años todavía esta en la pomada de la lucha por el título mundial de esta atípica temporada.

El piloto catalán se encuentra en estos momentos a 22 puntos del líder de la clasificación, el piloto francés Fabio Quartararo de la escudería Petronas Racing Team. Viñales mantiene sus esperanzas de victoria intactas, en una temporada marcada por la ausencia por lesión desde la primera carrera de Marc Marquez.

Perfeccionar la moto ya que los rivales van en este momento más rápidos

Sin embargo Viñales tiene claro que para aspirar a un objetivo tan grande como ser campeón del mundo, se deben cometer muy pocos errores. Por eso es consciente de que perdió una gran oportunidad en la carrera de Brno, y el doble compromiso celebrado en el circuito Red Bull Ring,

Sobre todo, el accidente en el Gran Premio de Estiria, en el que Vinales se vio forzado a saltar de la moto cuando iba a 200 km/h por un problema de frenado. Eso ha dejado cierta incertidumbre también en vista de la primera de las dos carreras que se celebraran en el circuito de Misano.

Por eso el piloto catalán destacó en una entrevista con Speedweek.com, que en estos momentos no tiene claro la respuesta de Yamaha en las próximas carreras, ya que “todo cambia muy rápido de carrera a carrera”:

“Tenemos que mantenernos concentrados, pero es innegable que hemos perdido tres buenas oportunidades. Hay que mejorar la moto porque los rivales son más rápidos en este momento. Pero no sabemos lo que nos espera en Misano. Porque todo cambia muy rápido de pista a pista y de carrera a carrera”.