5 consejos para proteger tu pelo del sol este verano

Los rayos UV deshidratan nuestro cabello y este se vuelve más frágil y seco

Al igual que la piel, nuestro pelo también sufre los efectos nocivos del sol. Los rayos solares, concretamente los Ultra Violetas, penetran en las cutículas y debilitan los folículos pilosos, provocando una deshidratación del cabello que modifica su propia estructura. Esta falta de agua daña la capa hidrolipídica, cuarteando la melena y mostrando un cabello áspero y seco.

No obstante, la incidencia del sol afecta de manera diferente al cabello rizado o liso. Aquellos que son rizados suelen tener mayor grosor y, por eso, la deshidratación se produce en un periodo de tiempo más amplio que en un pelo liso, que suele ser más fino y se ve alterado rápidamente.

Además, hay que tener en cuenta que la exposición al sol también es diferente si estamos en la playa o en la ciudad.

5 consejos para lucir una melena sana y bonita

Te vamos a dar algunos consejos útiles para prevenir los efectos de los rayos UV sobre nuestro cabello. Toma nota, seguro que tu melena te lo agradece:

1. Cubre tu cabeza, ya sea con una gorra, pamela, un pañuelo… Sin duda es la medida más efectiva porque hará de barrera.

2. Si tienes el pelo teñido o con mechas, antes de exponerte al sol aplica una protección solar alta específica para cabello. Así evitarás que tu tono de pelo se modifique.

3. Aplícate aceite solar en el cabello, al menos una vez a la semana, y déjalo que actúe toda la noche, fortalecerá el pelo y lo hará más resistente a la exposición solar del día siguiente

4. Tanto en verano como a la vuelta de vacaciones, intenta utilizar champús sin parabenos ni sulfatos y lavar el cabello con agua templada, te ayudará a devolver al cabello su elasticidad y humedad natural. Además, reduce el uso del secador y las planchas.

5. Por último, en cuanto alimentación, intenta llevar una dieta equilibrada, rica en proteínas con alto valor biológico a base de grutas, verduras y legumbres.