Ramón y Cajal y Antoñito/Pedro Valdezate/RTVE

‘Acacias 38’ avance 1329: Antoñito no se rinde y busca la ayuda de Ramón y Cajal con la esperanza de que el Nobel salve la vida de su mujer

Acacias 38‘, avance del capítulo 1329 para el martes día 15  de septiembre. 

Lolita que ya sabe que su enfermedad no tiene cura empieza a despedirse de sus familiares. El pronóstico sigue siendo deseperanzador. Antoñito le pide que le perdone porque no podría vivir sabiendo que no cuenta con él.

Antoñito, por su parte, sufre viendo cómo la luz de su amada esposa se apaga poco a poco. Aun así el joven Palacios no se rinde y busca la ayuda de Ramón y Cajal con la esperanza de que el Nobel salve la vida de su mujer.

A pesar de sus momentos de flaqueza, saca fuerzas de donde puede. “No pienso rendirme, lograré que se ponga mejor”, afirma el joven.

Inmediatamente después, se dirige a ver al doctor Santiago Ramón y Cajal, que acaba de ser galardonado con el Premio Nobel de Medicina. “Necesito que ayude a mi mujer”, explica el diputado.

Lolita y Antoñito/Pedro Valdezate/RTVE

Alodia sufre de celos al ver el cariño entre los Domínguez y Arantxa

Alodia sufre de celos al ver el cariño entre los Domínguez y Arantxa.  Para Arantxa, Bellita sigue siendo su señora, y a pesar de la diferencia de clases, que en 1913 era muy evidente, las dos son muy amigas y se apoyan.

Ambas han compartido todos los momentos, los buenos y los malos, y si la criada tenía que criticar o decirle algo a la más grande, se lo decía y punto. En más de un lío se ha metido, además, por ser fiel y leal a su señora.

Miguel sigue muy de cerca la aproximación que últimamente hay entre su novia Anabel, y los hermanos Quesada, y cuando lo habla con ella terminan discutiendo. Por su parte, Sabina teme que Anabel no haga bien a su nieto…

Genoveva, a través de sus consejos, ya ha conseguido que las señoras del barrio cambien su opinión sobre Natalia Quesada, por lo que ambas mujeres rometen apoyarse mutuamente. Aurelio agradece a Genoveva el apoyo que le está brindando a su hermana.

Ramón y Cajal y Antoñito/Pedro Valdezate/RTVE