Bellita del Campo

Bellita del Campo explica el motivo de por qué ha fingido su muerte

Este semana, todos los seguidores de Acacias se quedaban sorprendidos por la aparición de Bellita del Campo. Hace poco, todos despedíamos a la folclórica, después de que Jose y Alodia comunicaran su fallecimiento debido a un infarto. Este jueves, la propia Bellita explicaba el motivo por el que tuvo que ser dada por muerta.

Bellita del Campo tuvo que fingir su muerte debido a un “admirador majareta” que se encaprichó con la folclorica. “ya sabe como me gusta a mí agradar a mi público” le explicaba a Doña Susana. La artista, haciendo alusión a este admirador: “Se entusiasmó tanto aplaudiendo que al final de la actuación le planté un beso”, le explicaba a Susana, quien no salia de su asombro, y le preguntaba: ¿le plantó un beso a un desconocido?…

Bellita continua contando la historia del ‘perturbado’: “se puso a escribirme cartas diciendo que me quería, que tenía que ser suya, y cuando le dije que no…se puso agresivo”. Doña Susana, que no salía de su asombro por lo que estaba escuchando: ¿no me diga que la atacó?, pregunta asustada.

El “admirador perturbado” amenazó de muerte a Bellita cuando ésta lo rechazó

Al parecer, este admirador no llegó a atacar a Bellita pero la amenazó de muerte. A la folclórica y su marido, no le quedaron más opciones que avisar a la policía, pues el admirador seguía muy de cerca a la mujer y conocía todos sus movimientos.

La policía decidió entonces darla por muerta, con el propósito de que ese hombre se cansara y la dejara en paz. Sin embargo, cuando ya se venían de regreso a España, ya pensando que todo se había acabado, la policía les hizo llegar un telegrama en el que les comunicaba sus sospechas de que el hombre seguía detrás de la folclórica.

Por ese motivo, Belita llegó escondida dentro de un baúl, para que este admirador siga pensando que Bellita del Campo está muerta.

¿Quién es Bellita del Campo?

Mari Belli o ‘Bellita del Campo’, es una humilde mujer que consiguió el éxito como canzonetista y cruzó el charco con su marido para hacer las Américas. Atrás dejaron a su hija, Cinta, para mantenerla alejada de los escenarios y educarla en un internado.

Al regresar a España, lo que ‘Bella del Campo’ no se esperaba es que su país se hubiera olvidado de ella, y es que en 1913, si dejas de aparecer en los carteles es que artísticamente ya no existes. Bellita ha conseguido cautivar a todos en el barrio no solo por su humor sino también por su simpatía y su arte andaluz.

'Acacias 38': El motivo por el que la policía tuvo que dar por muerta a Bellita del Campo
Bellita del Campo