Los vecinos ovacionan a Bellita/Pedro Valdezate/RTVE

Bellita reaparece en Acacias y recibe una ovación de los vecinos del barrio

Después de que a Bellita la hubiesen dado por muerta, la folclórica sevdecide salir a la calle y mostrarse públicamente.

Bellita se prepara para salir a la calle pese a las protestas de Jose y Alodia. Susana y Rosina esperan a Bellita para pasear sin darse cuenta de que el fan loco vigila el portal.

Tras el seguimiento del perturbado, a Bellita tiene el miedo metido en el cuerpo. Por su parte, Jacinto cuenta que vio a Bellita, está convencido de que hay gato encerrado en casa de los Domínguez.

Finalmente , Bellita desvela que sigue viva y dispuesta a seguir enamorando al mundo con su arte. Cuando los vecinos la ven, la reciben con sorpresa y entre ovaciones .

'Acacias 38': una despedida y un regreso inesperado entre las novedades del 7 al 11 de septiembre
Los vecinos ovacionan a Bellita/Pedro Valdezate/RTVE

Arantxa viene de visita al barrio porque necesita hablar con Cesáreo

Una tarde llaman con mucha insistencia a la puerta de la casa de Los Domínguez. Bellita, pensando que se trata del acosador que la persigue, se arma de valor y abre…

La folclórica se lleva una gran sorpresa al comprobar que se trata de Arantxa, su antigua criada, quien ha regresado al barrio por dos motivos importantes: primero, para comprobar que su señora se encuentra perfectamente..

Y segundo, porque tiene un asunto que hace un tiempo quería hablar con Cesáreo. Arantxa sale a la calle en busca de Cesáreo para declararle su amor.

“Desde que me fui no he parado de echarte de menos, cásate conmigo y vámonos de aquí”, le propone ella. El sereno no se lo piensa dos veces y acepta al instante sin dudar.

'Acacias 38': una despedida y un regreso inesperado entre las novedades del 7 al 11 de septiembre
Arantxa y Cesáreo/Pedro Valdezate /RTVE

Aurelio intenta abusar de Anabel Bacigalupe

Aurelio y Anabel han quedado en casa de la Bacigalupe. Aurelio, en un descuido, suministra una droga en la copa de la señorita con el fin de adormecerla y así poder abusar de ella.

La chica bebe y comienza a perder el conocimiento. ..El hombre  aprovecha y empieza a besarla, pues la tiene ante él indefensa y a su disposición…Afortunadamente, Soledad llega a casa en irrumpe en la habitación…

El joven militar, trata de defenderse y consigue disfrazar la escena. Aurelio alega que Anabel se desmayó y que solo trataba de socorrerla. La criada traga con la mentira y Aurelio le amenaza: Marcos jamás debe enterarse de lo sucedido.

Soledad decide entonces no comentarle nada a Marcos, con quien ha iniciado un acercamiento.

'Acacias 38': una despedida y un regreso inesperado entre las novedades del 7 al 11 de septiembre
Aurelio Quesada se encuentra con Anabel

Felipe se marcha del barrio dispuesto a cerrar una etapa

Genoveva adopta a Natalia como su pupila, ve similitudes entre la mexicana y ella. Mientras tanto, Felipe se prepara para su marcha de Acacias y no puede reprimir la nostalgia.

Tras la muerte de Marcia, Felipe cree que su etapa en Acacias ya ha llegado a su fin, por eso ha decidido marcharse.  Sus amigos, entre los que se encuentran Ramón y Liberto, están presentes en su despedida. “Gracias por haber estado a mi lado”, comenta Álvarez- Hermoso.

Genoveva también ha decidido estar en la despedida de su todavía esposo, aunque sin invitación. Se produce entonces la amarga despedida entre Genoveva y Felipe.  La mujer le reprocha que jamás la haya amado como se merecía y amenaza a Felipe con hacerle daño a su hijo Tano por sus desplantes.

Una vez más, el abogado no se deja amedrentar y le jura que siempre estará dispuesto a batallar contra ella. Finalmente, Felipe se marcha del barrio con mucha nostalgia y dispuesto a cerrar una etapa. Marcos también acude a la despedida de su casero.

'Acacias 38': una despedida y un regreso inesperado entre las novedades del 7 al 11 de septiembre
Felipe se marcha del barrio/Pedro Valdezate/RTVE

Miguel echa abajo el plan de sus abuelos

Sabina y Roberto deciden brindar en el butrón y dejan todo preparado. Posteriromente, se marchan a descansar, pero alguien entra a escondidas en el local…

Los Olmedo rabian al descubrir que su robo es imposible por la inundación del butrón. “Así no podremos acceder nunca a la sucursal ¿Será intencionado? ¿Estamos ante un sabotaje?”, pregunta la hostelera.

“He sido yo quien ha destrozado vuestros planes”, dice una voz a sus espaldas. No se ha tratado de algo fortuito, pues el saboteador es su nieto Miguel, quien se enfrenta a sus abuelos: tienen que dejar la delincuencia.

Miguel y su abuelo Roberto/Pedro Valdezate/RTVE