La soprano guipuzcoana se derrumba en una de las pruebas del ‘talent’ culinario de TVE

Ayer martes se emitió una nueva entrega de ‘MasterChef Celebrity 5’, edición que arrancaba con 16 concursantes y de los que ya han caído cuatro. La cuarta expulsada anoche, fue la periodista y presentadora extremeña Raquel Sánchez Silva.

Como ya es habitual en cada programa, el popular talent de la cadena estatal nos suele dejar numerosos momentos destacados. Peros quizás el mas llamativo de ayer, fue el que protagonizó Ainhoa Arteta.

La soprano vasca de 45 años acabó en lágrimas en una de las pruebas del popular programa, tras las críticas del jurado formado por los habituales Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo Nágera y Jordi Cruz.

En esa prueba, los concursantes debían preparar un plato con restos de alcachofas, filetes de pollo o cervezas y pasta. Todos los concursantes lograron sacar adelante la prueba en cuestión, con excepción de la artista vasca.

El jurado muy crítico con la artista vasca

La cantante presentó al jurado un plato de alcachofas cocidas en un caldo, partiendo de unos filetes de pollo. El chef catalán Jordi Cruz fue el primero en criticar a la soprano guipuzcoana, por haber “malgastado” cuatro filetes de pollo para hacer el caldo.

Mientras le preguntaba si eso lo haría en su casa, el chef catalán reconoció que el caldo estaba bueno pero que para su elaboración no era necesario echar a perder los filetes. Las palabras de Cruz, acabaron por sacar las lágrimas a la artista, quien respondía: “No soy ninguna derrochona, no lo he sido nunca en mi vida”.

Pero donde Ainhoa demostró su desolación, fue cuando Samantha y Pepe recalcaban lo que dijo Cruz. El cocinero toledano era muy crítico con ella: “Para hacer unas alcachofas cocidas y en su punto no creo que haga falta desgraciar cuatro filetes. ¿Hace falta malgastar cuatro filetes que no se notan aquí?”.

Ya en las entrevistas fuera de las pruebas, Ainhoa mostraba su malestar al considerar injusto que la calificaran de derrochadora. La artista indicó que en los inicios de su carrera pasó por muchos momentos complicados, subsistiendo con “un dólar al día”.