Alba Carrillo, famosa modelo que saltó a la fama tas su relación con Fonsi Nieto, no siempre ha sido como la vemos actualmente en televisión

La joven modelo Alba Carrillo, saltaba a la fama tras su paso por el concurso ‘Supermodelo‘ en 2007, donde ya daba muestras de sus ansias de fama. Este programa que resultó ser un fiasco en audiencia, estaba presentado por la modelo catalana Judith Mascó. Por aquel entonces, Alba ya lucía un rostro menos retocado que en la actualidad, pero con una frescura que la llevó a ser cuarta finalista de este concurso.

Son numerosos los medios que se han hecho eco de la transformación de Alba a lo largo de los años. Lo cierto que la joven, que llegó a casarse con el tenista Feliciano López, siempre ha tenido una gran belleza que ha sabido pulir con los retoques estéticos adecuados.

En el blog de una famosa clínica de estética, IME, enumeran uno a uno los posibles retoques que la hija de Lucía Pariente podía haberse hecho, viendo las fotos del antes y del después. Tampoco hace falta ser un experto para darnos cuenta que su nariz no es la misma. Tras el paso de los años y siempre muy bien asesorada por un equipo de médicos estéticos, Alba ha sabido sacarle partido a sus rasgos, sin que su resultado sea exagerado o desmedido.

Alba Carrillo, el antes y después de su impactante transformación física

La transformación física de Alba Carrillo a lo largo de los años

Rinoplastia: es el cambio más evidente en su rostro. Su nariz ahora es mucho más pequeña, enderezada, con una punta más reducida. Su perfil también ha cambiado, por lo que también se habría operado el tabique para alisarlo.

Relleno de pómulos: Es obvio que su rostro ha ganado en angularidad, un simple relleno de ácido hialurónico ayudará a dar volumen a los pómulos y así modificar la estructura del rostro.

Alba Carrillo antes y después: Su impactante transformación física tras los retoques estéticos

Eliminación de bola de Bichat y prótesis de barbilla: Su barbilla está mucho más definida así como la mandíbula. Alba lucía antes de las operaciones, un rostro mucho más redondo, que ha sabido dar forma con estos retoques. Sus párpados inferiores podrían ser el resultado de una cantopexia, para poder evitar la temida ‘mirada triste.  En definitiva, Alba ha sabido sacarle partido a su rostro con los retoques adecuados y siempre en su justa medida.

Alba Carrillo antes y después: Su impactante transformación física tras los retoques estéticos