Amada Romero ha vuelto a dar muestras de su naturalidad en el estreno de la película ‘Yesterday’

La ganadora de Operación Triunfo 2017, no cesa de ser noticia. Amaia Romero acudía al estreno de la película ‘Yesterday‘, donde posó en la alfombra roja, con un largo vestido azul veraniego de Mango, y unas sandalias borgoña.

La naturalidad de la joven es una de sus mayores virtudes. No es la primera vez que Amaia acude a un evento pública mostrando su vello corporal. En la última gala de los Goya, la joven se dejaba ver en la alfombra roja, con un elegante vestido negro y dorado, mostrando el veLlo de sus piernas y sus axilas. Este acto de libertad y naturalidad, fue aplaudido en las redes sociales y en muchos medios, ya que la cantante navarra ofrecía un alegato a la libertad y a mostrarse tal como es una mujer, con y sin pelo.

Cuando aún era una completa desconocida, en Operación Triunfo, Amaia mantenía una relación con Aitana sobre el vello y lo tedioso que era mantenerlo a raya: “Bua, ¿sabes qué? Que no me voy a depilar las piernas porque las mujeres también tenemos pelo. Tengo muchísimo pelo, pero me la suda

Amaia Romero llama la atención por sus ¡sobacos!, otra vez sin depilar en la alfombra roja

Amaia Romero: Una alfombra roja ¡con pelos y a lo loco!

Que Amaia es una chica natural y no se esconde detrás de kilos de maquillaje, es un hecho, y todos sus admiradores y seguidores lo valoran. Pero las redes sociales no siempre muestran su mejor cara. La ganadora de Operación Triunfo recibe halagos y duras críticas a partes iguales y uno de los motivos es por querer normalizar el vello femenino y que no sea tabú para nadie.

Amaia Romero llama la atención por sus ¡sobacos!, otra vez sin depilar en la alfombra roja

Cada cual puede hacer con su cuerpo lo que quiera, y si Amaia se encuentra más cómoda y libre luciendo su vello corporal, está en todo su derecho a hacerlo. Ojalá muchas más mujeres famosas se atrevan a elevar este alegato a las alfombras rojas o Photocalls, porque lo de estar encorsetadas es de otra época. ¡Dí que sí, Amaia!