Ana Botella, ex alcaldesa de Madrid y esposa del ex Presidente del Gobierno José María Aznar, acudía a un acto público en el que se mostraba muy cambiada físicamente

Ana Botella, la que fuera alcaldesa de Madrid, famosa por la frase: ‘Relaxing cup of cafe con leche’, y esposa de José María Aznar, ex Presidente del Gobierno, ha dado un cambio más que favorecedor.

Ana reaparecía en público en un acto social donde el Mesonero Lucio Blázquez, legendario empresario de la hostelería y propietario de uno  de los más prestigiosos restaurantes en Madrid, Casa Lucio, presentaba un libro con sus memorias. Un evento que congregó caras muy conocidas en el mundo de la política, como Esperanza Aguirre, José Luis Corcuera o la misma Ana Botella. 

Pero la que acaparó más miradas y comentarios en este evento, fue Ana Botella. Todos coincidían en que la mujer de José María Aznar lucía muchos más rejuvenecida Y es que tener tiempo para una misma, y haber dejado de lado es estrés que supone una Alcaldía de la capital de España, ha hecho maravillas en Ana.

Ana Botella, mujer de José María Aznar, reaparece muy cambiada en un acto público
Foto:A la izquierda, Ana en el reciente evento de la semana pasada, y a la derecha, una imagen de hace tres años

Una mejoría física y facial con algo de ayuda de Carmen Navarro, la afamada esteticista de la Reina Letizia Ortiz

Ana Botella está cambiada, y esto es un hecho. Mucho más delgada, y con el rostro más terso, y sin tantas arrugas como lucía hace un par de años. Era la misma Ana quien llegó a confesar en más de una ocasión que acudía a los Centros de Carmen Navarro asiduamente, donde acude religiosamente para sus tratamientos de belleza.

Según adelanta ‘Vanitatis’, Ana pudo haberse sometido a algún tipo relleno (bótox) en las patas de gallo, para suavizarlas. Cóctel de vitaminas en el rostro, para que la piel esté mucho más luminosa e hidratada, y sus marcas han casi desaparecido, supuestamente gracias a intensos peelings, y evitando tomar el sol. Ya sabemos los estragos del sol en nuestra piel si nos pasamos bronceándonos.

Mientras, tanto Ana como su esposo, ya se encuentran ultimando los detalles para sus inminentes vacaciones estivales. Otros años han veraneado en el chalet que tiene en Marbella, donde suelen relajarse con la compañía de la familia, y este año parece ser que también será de esta manera.

Ana Botella, mujer de José María Aznar, reaparece muy cambiada en un acto público
ana Botella, visiblemente rejuvenecida, en un reciente evento, junto a Juan Palacios, dueño de Viceroy | Elio Valderrama