Ana María Aldón ‘desenmascarada’ por Emilio Salinas, el diseñador que la ha demandado

Ana María Aldón, esposa de José Ortega Cano y actual concursante de ‘Supervivientes 2020’, ha sido demandada por Emilio Salinas, diseñador de sus dos vestidos de novia

Ana María Aldón, esposa de José Ortega Cano, se encuentra concursando en el reality de Telecinco ‘Superviviente 2020′, uno de sus sueños según su entorno más cercano. La diseñadora podría tener que abandonar Honduras debido a un frente judicial que se abría justo después de de la celebración de su enlace con el diestro.

Pintan bastos para Ana María, quien se ponía rumbo a Honduras aún sabiendo que Emilio  Salinas, diseñador de moda, la habría demandado por incumplimiento del acuerdo verbal al que llegaron para que éste le diseñada sus dos vestidos de boda. Este contratiempo podría obligar a la esposa del diestro a tener que abandonar el concurso y volver a España para personarse en el juicio que se celebrará a final de Marzo. Los letrados de Salinas le reclaman 9.600 euros por el incumplimiento del acuerdo verbal establecido entre los dos.

Según Salinas, ni el abogado de Ana María, ni ella, acudieron a un acto previo de conciliación, para no tener que llegar a un juicio. Un acto que podría haber servido para llegar a un acuerdo y así que Ana María no tuviera que volver a España para asistir al juicio. «Esa señora no me da pena ninguna. ¿Le halado pena a ella insultarme en televisión  ¿Le ha dado pena mi negocio? No. Lo que haga con su vida me la trae al fresco. Cada uno tiene que asumir las consecuencias.» zanjaba Salinas durante su intervención en La Habitación del Pánico‘.

Dos vestidos envueltos en polémica: ¿Quién es el autor de los mismos?  ¿Emilio Salinas o Ana María Aldón?

Ya no hay vuelta atrás, y si la justicia sigue su curso y sus abogados no llegan a un acuerdo, Ana María tendrá que abandonar ‘Supervivientes 2020‘ para enfrentarse en los juzgados a Emilio Salinas, el próximo día 26 de marzo.

El acuerdo verbal que habían cerrado Ana María y Emilio consistía en la elaboración de dos vestidos de novia, incluyendo diseño, material y confección, a cambio de que la ‘madrastra’ de Gloria Camila lo nombrara como autor de los trajes en la exclusiva que concedería a una famosa revista de prensa rosa.

En dicha exclusiva, Ana Maria y José Ortega Cano, aparecían recién casados y luciendo sus mejores galas, pero ella se colgaba la medalla y revelaba que los vestidos habían sido diseñados y confeccionado por ella misma.

Ana María Aldón 'desenmascarada' por Emilio Salinas, el diseñador que la ha demandado