La andaluza se emociona al recordar los duros momentos que vivió en su familia durante su infancia y juventud

Ama María Aldón es desde hace unos meses colaboradora habitual del programa ‘Viva la vida‘ de Telecinco, que presenta cada sábado y domingo la periodista y presentadora guipuzcoana Emma García.

Como cualquier otro tertuliano o tertuliana, la labor de la esposa del ex torero José Ortega Cano es opinar sobre las noticias relacionadas con los famosos o personajes mediáticos. que siguen habitualmente los medios centrados en la prensa rosa.

Sin embargo, al ser ella también uno de esos personajes mediáticos, eso no quita para que pueda convertirse en noticia aunque en ese momento este participando en una tertulia. Eso mismo es lo que sucedió ayer sábado en el programa donde colabora como tertuliana.

Y es que como todos sabrán, en las últimas fechas de lo que mas se habla en todos los medios es del desgarrador testimonio de Rocío Carrasco en la docu-serie ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. En el, la hija de la fallecida artista gaditana Rocío Jurado, habla del calvario que sufrió durante 25 años por parte del que fuera su marido Antonio David Flores.

Ha dejado atrás esos malos momentos por el bien de su salud mental y continuar con la vida

En el programa de ayer los tertulianos volvieron a hablar sobre ello, pero Emma García quiso conocer sobre todo la opinión de Ana María Aldón, quien vivió un caso similar en su familia. Hay que recordar que la andaluza ya reveló durante su participación en ‘SV 2020’, que durante su infancia y juventud presenció episodios de maltrato de su padre a su madre.

La colaboradora de Sanlúcar de Barrameda recordaba con tristeza que su madre, ella y sus hermanos vivieron un calvario durante algo mas de cuatro décadas. Muy emocionada, Ana María no lograba entender el comportamiento de su padre hacia su madre durante tantos años:

“Yo no entendía que a una mujer como mi madre que es un ángel la tratara con tanta brutalidad la supuesta persona que era el amor de su vida. Aquello no era normal, ni antes ni ahora. No era fruto de un disgusto o un cabreo, eso era ensañamiento y brutalidad”. 

Ante la pregunta de Emma García sobre si ha logrado perdonar esos “malos tratos” de su padre, Ana María respondía que no sabia si perdonar, pero que por el bien de la salud mental y de continuar con la vida si lo ha dejado atrás.