Andreu Buenafuente y Berto Romero dan en el clavo con su divertida descripción sobre los retoques de Kiko Matamoros