La que fuera concursante de la primera edición de Gran Hermano, Ania Iglesias, ha sido acribillada a críticas por esta foto en bikini

¿Por qué las redes se tienen que cebar con el físico de las personas? Pues porque desde nuestra casa podemos criticar sin dar la cara. Ania Iglesias ha sufrido en sus propias carnes la despiadada jungla en la que se ha convertido Instagram, o cualquier red social que se precie. Una foto en bikini mostrando nuestro cuerpo, es razón suficiente para que los ‘haters’ den su cruel opinión y dejen al protagonista de la misma, hundido.

Ania ha confesado en más de una ocasión que ha sufrido desórdenes alimenticios durante su juventud de los que aún hoy sigue arrastrando algún consecuencia. Pero las redes no entienden de empatía y mucho menos de delicadeza, y muchos le han dado la opinión más feroz.

 

  • Por dios engorda un poco
  • Dirás no comer
  • Demasiado flaca
  • estas demasiado delgada creo yo
  • Yuyu
  • Eso no es estar sano
  • Pues no me gusta Nada tu cuerpo.0

Ania Iglesias ('GH') acribillada a críticas por esta foto en bikini

La ex concursante de Gran Hermano quiso responder a tanta críticas asegurando que igual su cuerpo era así por genética: “Han pensado que a lo mejor mi genética es flaquita? A lo mejor soy muy pequeña de huesos o quizás me parezco a mi padre que era muy tipo atlético

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Entrenar, comer sano, nada de tabaco ni alcohol sonreír y buenos cosméticos. #happy #bodycombat #crossfit #vegana #kbeauty #kosmetike

Una publicación compartida de Ania Iglesias (@aniaiglesias) el