Anita Matamoros ha narrado a través de su perfil de Instagram, el gran susto que se llevó al llegar a casa

Anita Matamoros, hija menor de Makoke y de Kiko Matamoros, se ha llevado el susto de su vida al volver a casa en Madrid. La joven Influencer ya ha vuelto de sus vacaciones estivales, que ha aprovechado al máximo de sus posibilidades, con un verano muy extraño marcado por la segunda oleada de contagios de Covid-19.

Anita ya ha anunciado que retomará sus estudios de moda en Milán, pero para eso aún quedan semanas, por lo que está aprovechando los últimos días para poder estar con su pareja, David Salvador, y para salir a cenar con sus amigos y familia. La hermana de Laura Matamoros reside en la vivienda que Makoke, su madre, tiene en Madrid y que también comparte con su hermano, Javier Tudela.

Así, al regresar a esta vivienda que comparte con su familia tras una tranquila velada para cenar, Anita narraba en su stories de Instagram, un extraño y curioso momento en el que se llevó un buen susto.

Anita Matamoros se encuentra a un intruso de cuatro patas en su cama

Y es que es lo que tiene vivir en un piso, que a los vecinos se les queda la ventana abierta y sus mascotas se dedican a hacer parkour por el edificio:

“Regreso a casa después de cena y cuando subo a mi cuarto me encuentro la ventana abierta. Veo que hay a un gato de estos egipcios que no tienen pelo, dormido en mis sábanas, en mi almohada  y yo flipando. Y yo diciéndole que se fuera, pero no se iba. Cuando se va, cierro la puerta y me quedo durmiendo. A las 7 de la mañana escucho a mi madre diciendo ‘Javi, Javi…’. Y digo, ‘vale, ya se han encontrado al gato’. Es un gato que anda como Pedro por su casa, que será de una vecina y además, es muy antipático”