Anita Matamoros ha decidido pasar por quirófano para solucionar un problema con sus prótesis mamarias

Anita Matamoros, hija de Kiko Matamoros y de Makoke, decidía pasar de nuevo por quirófano para poder arreglar un problema con su pecho. Y es que cuando la hija menor del famoso tertuliano cumplió 18 años, entraba por primera vez en quirófano para someterse a una reducción de pecho, una mastopexia.

La joven decidía poner fin a los dolores de espalda ocasionados por el volumen de su pecho, pero tras haber pasado por quirófano, comprobaba que los resultados no le acababan de convencer.

Ella misma confesaba que no tenía ningún sentido haber entrado en quirófano y no estar a gusto con el resultado, por lo que quiso aprovechar la cuarentena por coronavirus para poder arreglarlo. Un contratiempo en una de las analíticas obligó a posponer esta operación hasta hace unas horas. El bajo nivel de ferritina le impedía someterse a una operación quirúrgica, por lo que tuvo que tomar durante varios días hierro y así mejorar los resultados del hemograma.

Anita Matamoros y Makoke, más unidas que nunca en el hospital

Makoke y Anita Matamoros, más unidas que nunca en pleno hospital

Makoke, quien también pasó por quirófano hace pocos meses para poder retocar su pecho, no se separó de su hija ni un segundo, y así lo compartían ambas en sus perfiles de Instagram donde quisieron tranquilizar a sus numerosos seguidores. “Quiero que todo termine para poder comer” confesaba muy animada Anita, antes de entrar en quirófano.

Anita ha pasado por segunda vez por quirófano, para poder subir un poco su pecho, ya que cuando se sometió a al reducción no se puso los implantes necesarios para que el pecho no sufriera los estragos de la gravedad.

Anita Matamoros y Makoke, más unidas que nunca en el hospital