Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, confiesa la dolencia que le ha complicado la vida

Anna Ferrer, hija de la colaboradora de Paz Padilla, ha revelado en su cuenta de Instagram, un problema de salud que lleva padeciendo desde hace años

Anna Ferrer, hija de la famosa colaboradora de ‘Sálvame’, Paz Padilla, ha confesado en su cuenta de Instagram, la dolencia que lleva sufriendo desde hace años y que le ha complicado la vida hasta tal punto de pasarse las noches en vela, sin poder dormir.

Tras unos días de fiesta, en el que la pudimos ver junto a su madre disfrazadas para celebrar la noche de Halloween, la joven ha estado unos dias descansando y desconectado de la rutina, pasando tiempo con sus amigas y con su novio. Este puente de todos los Santos, lo ha aprovechado para reponer fuerzas, y es que según ella misma confesaba a sus segures de Instagram:

«Como ayer os conté cómo había ido mi Puente y todo lo bueno y las buenas sensaciones con las que me había ido a dormir, me siento un poco en la obligación de contaros esto»

Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, confiesa la dolencia que le ha complicado la vida

Anna Ferrer sufre unos fuertes dolores de estómago con náuseas, que a veces le impiden hacer una vida normal

La influencer ha confesado que sufre dolores de estómago desde hace años. Hay días que los dolores son tan fuertes y constantes que no la dejan conciliar el sueño. «Desde hace dos años tengo como problemas de tripa y siempre me duele. O siento náuseas. No es siempre, cada vez menos y mejor desde que voy al psicólogo«

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Dos clases de persona en #halloween 👻

Una publicación compartida de ANNA PADILLA (@annafpadilla) el

Tras revelar que se ha hecho muchas pruebas para descartar posibles complicaciones más graves, ella misma ha querido tranquilizar a sus seguidores asegurando que cada vez está mejor, gracias a las terapias psicológicas a las que asiste.

Hay cierta reticencia a hablar en público de los problemas de salud que consideramos ‘íntimos‘, y que en muchos sentidos condicionan nuestra vida. Tal vez sea psicológico, como le ocurre a Anna, o físico, pero no debemos nunca evitar buscar ayuda profesional para que nuestra dolencia sea más llevadera. ¡Ánimo Anna!