Anna Ferrer Paz Padilla

La hija de Paz Padilla cumplía 23 años este pasado fin de semana, con una calçotada al aire libre

Desde que el pasado día 11 de este mes de febrero falleciera su madre a los 91 años de edad, la presentadora y humorista Paz Padilla esta pasando por unas semanas muy dolorosas y tristes.

Aunque suele ser un tópico decirlo, lo cierto es que para todos perder a un familiar querido siempre es doloroso. La presentadora de ‘Sálvame’ estaba muy unida a su madre Dolores Díaz, y por eso su regreso al programa de Telecinco la semana pasada fue muy emotivo.

La gaditana le dedicaba ese programa a su madre, y anteriormente ya había dedicado unas bonitas palabras a su progenitora a través de las redes sociales. Desde que falleció su madre, la humorista gaditana apenas había esbozado una sonrisa en todo este tiempo.

Sin embargo esa sonrisa de Paz Padilla regresó este pasado fin de semana, con motivo del cumpleaños de su hija Anna Ferrer. Esta cumplía 23 años de edad, y lo celebraba primero el sábado por la noche en un céntrico local con sus amigos, y el domingo con sus familiares y amigos.

Fiestón de disfraces y una gran calçotada por el cumpleaños de Anna

Los amigos de Anna le habían preparado una gran fiesta sorpresa de disfraces -por el fin de semana de Carnaval-, a la que también acudió su madre. Ya en domingo, Paz Padilla preparó una gran calçotada -fiesta gastronómica típica de la región occidental de Cataluña- al aire libre.

Debido a sus raíces con Catañaña, y tras comprobar como el pasado fin de semana algunos de sus amigos celebraban una calçotada en Barcelona, Paz Padilla preparó para su familia y amistades una calçotada.

Mientras la presentadora y humorista preparaba la comida, su hija Anna la grababa y conseguía sacar de nuevo la sonrisa de su madre.

Anna Ferrer logra recuperar la sonrisa de su madre Paz Padilla durante su cumpleaños
Anna Ferrer logra recuperar la sonrisa de su madre Paz Padilla durante su cumpleaños.