Antonio David Flores rompió a llorar en ‘GH Vip 7’ tras un enfrentamiento con Mila Ximénez

Antonio David Flores vuelve a estar en boca de todos gracias a su incursión en ‘GH Vip 7‘. Cuando parecía haber dejado atrás su ruptura con Rocío Carrasco, ahora ha tenido que volver a enfrentarse a sus peores demonios, reviviendo el pasado judicial, pero también el futuro, ya que aún se encuentra en pleno procedimiento legal para solventar la demanda por alzamiento de bienes.

Él mismo confesaba ante Anabel Pantoja y Mila Ximénez, lo que sufrió tras tres años de batalla legal por una demanda de Rocío Carrasco por malos tratos. Unas graves acusaciones que quedaron sobreseídas y archivadas por falta de consistencia y pruebas. El que fuera yerno de Rocío Jurado se rompía hablando de este proceso: “Lo he pasado muy mal. Han sido muchos años de presión mediática por un juicio injusto que afortunadamente ha salido bien. Mi hija se enfrentó a su madre por defenderme a mí“.

Posteriormente, en un encuentro con Mila Ximénez, éste acabó llorando por la duras palabras de la colaboradora de ‘Sálvame’: “Me has hecho un comentario tan feo y tan cruel para conmigo que me quedo alucinado” Mila se disculpaba y reconocía su error:¿Me puedes perdonar? ¿He estado muy desafortunada. He metido la pata hasta el fondo. A veces soy una cerda

Antonio David se confiesa en una exclusiva al medio Lecturas

El padre de Rocío Flores concedía una entrevista en exclusiva antes de entrar en la casa de Guadalix de la Sierra, en la que carga contra la que fuera su esposa y contra su actual marido, Fidel Albiac.

En dicha entrevista, confiesa lo micho que han sufrido sus hijos por las disputas familiares. De todos es sabido que Rocío Carrasco casi no tiene contacto con su familia materna, pero pocos conocían que no se habla con sus hijos desde hace 6 años.

“Nunca pensé que mis hijos iban a sufrir tanto por su madre. Mis hijos han llegado a un extremo en que dan por perdida a su madre”

Pero a quien señala directamente de la precipitada salida de sus hijos de la casa familiar y también de la vida de su madre, Rocío Carrasco, es a otra persona: a Fidel Albiac. A éste le reprocha que hay querido distanciar a los niños de su propia madre de forma contundente: “Fidel ha hecho todo lo posible para que los niños salieran cuanto antes de la casa porque le incomodaban. Y Rocío lo ha permitido

Una escalofriante confesión que deja al descubierto los peores temores de Rocío Jurado: que su familia se rompiera.