Antonio David Flores tardó 20 años en montar su ‘imperio’ y Rocío Carrasco se lo echó abajo en 12 días

Antonio David Flores y Rocío Carrasco

Rocío Carrasco desmonta toda la historia de Antonio David Flores en 12 capítulos

A punto de finalizar la emisión del documental ‘Rocío: Contar la verdad para seguir viva’, queda claro el sufrimiento vivido por Rocío Carrasco durante estos 20 años. Una mujer valiente y luchadora, pero que un día decidió no seguir luchando y optó por intentar quitarse la vida.

Una persona que durante todos estos años ha estado soportando un continuo ataque, sin ninguna piedad, de presentadores, periodistas y colaboradores en los plató de televisión. Unas personas que no tenían ningún tipo de derecho a hacer este vergonzoso tipo de periodismo, que no ayuda nada a la profesión.

Un tipo de periodismo basado en no contrastar la información, porque tal y como comenta Rocío Carrasco en el documental, todas las pruebas que ella ha mostrado las podían haber tenido ellos, de mano de su abogado. Pero lo más denigrante todavía, es que nunca nadie llamó al abogado de Rocío Carrasco para documentarse y contrastar las informaciones.

Lo único que hicieron fue facilitarle las cosas a Antonio David Flores, quien poco a poco fue montando su ‘imperio’. Una falsa historia que se fue tejiendo gracias a estas personas, que ahora se escudan en decir que no tenían la versión de la otra parte. Algo totalmente falso, porque el trabajo como bien dice la palabra, hay que trabajárselo y, no creer en la primera patraña que te cuenten. A esto se le llama contrastar una información.

El que calla otorga

A Rocío Carrasco le aplicaron desde el minuto uno el famoso refrán ‘el que calla otorga’. Todos dieron por hecho que como Rocío Carrasco no presentaba ninguna objeción y se mantenía en silencio sobre lo dicho por Antonio David Flores, sino, entonces la razón si o sí, la tenía él.

Un refrán, muy usado en la actualidad, que ha venido como anillo al dedo para acusar a Rocío de todas las barbaridades de las que ha sido acusada y, responsabilizándola de algo de todo lo peor que se le puede decir a una persona, sobre todo, si es madre. ¿Cuántos de ellos aguantarían lo mismo que ha soportado la hija de Rocío Jurado’. Una pregunta fácil de responder: ni un asalto.

Prueba de ello lo vemos cualquier tarde en ‘Sálvame’, en la que, un granito de arena, se convierte en la mayor tragedia de la historia para algunos de sus colaboradores, dígase María Patiño cuando le dio un like a algo que iba contra Belén Esteban, o la misma Lydia Lozano, que vive bañada en lágrimas y con el mundo cayéndose encima.

Y como no, después está el caso pongamos de Ana Rosa Quintana, que llegó a lanzar un mensaje públicamente a Rocío Carrasco diciéndole que dejara de estar demandando con tonterías, que los juzgados estaban colapsados. En conclusión: “Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice”.

Antonio David Flores y Rocío Carrasco