Aranxta Sánchez Vicario tuvo dos mascotas llamadas Roland y Garros

Roland y Garros se paseaban por el Roland Garrón con Marisa Vicario

Roland y Garros se paseaban por el Roland Garrón con Marisa Vicario

El Roland Garros no solo es uno de los  torneos oficiales de tenis que forman el Grand Slam sino que también es una fuente de inspiración para algunos tenistas como Arantxa Sánchez Vicario. Pero esto tiene una explicación clara. La tenista recibió su primer perro, un Yorkshire, cuando tan solo tenía 17 años, momento en el que ganó su primer título de Roland Garrós (1999).

A la tenista se le ocurrió bautizar a su perro como Roland, que se paseaba por Roland Garros junto a Marisa Vicario, la madre de Arantxa, que lo traslada en una bolsa especial de pista en pista. Era un perro muy nervioso, pero a fuerza de pasarse horas en la grada viendo a su dueña correr detrás de la pelota, Roland cambió su carácter y se lo tomó con filosofía.

Cuando se sienta, Marisa saca a Roland de la bolsa y lo coloca a su lado. El perro husmea un poco por los alrededores, echa un vistazo a su ama y se acomoda en el suelo para echar una cabezadita. Roland Garro,s no despierta en él ninguna emoción. Poco después, un fan de Pontevedra le regalaría un samoyedo que se llamaría Garrós.

Roland y Garros se paseaban por el Roland Garrón con Marisa Vicario
Arantxa Sánchez Vicario y Juan Carlos Ferrero

Las mascotas son una parte importante  de la vida de los tenistas

Algunos tenistas tienen tan presentes a sus mascotas que incluso los acompañan en sus carreras. Uno de esos casos es el de Juan Carlos Ferrero, al que siempre le han acompañado sus perros Roca y Laska.  Martina Navratilova viajó durante 16 años por el circuito profesional con su pequeño fox terrier K.D. (Killer Dog).

La propia tenista explicaba al New York Times el por qué de esta tendencia: “Intentas aportar algo de normalidad a un estilo de vida muy poco normal – algo de consistencia y de constancia”. Para muchos tenistas, la presencia de los mejores amigos del hombre es motivo para distraerse y relajarse por unos momentos del tenis.

Los nombres de los perros de los tenistas son más que curiosos. Entre los nombres elegidos por Arantxa para sus perros: Tina porque fue Martina Navratilova quien se lo regaló (además tiene a Max, a Lucky, el hijo de ambos, y a Pitusa). Carlos Moyá llamaba a su perro Goran en honor a uno de sus ídolos: Goran Ivanisevic. Y Andy Roddick tiene una perra, un bulldog, llamado Billie Jean por la leyenda del tenis Billie Jean King.

Roland y Garros se paseaban por el Roland Garrón con Marisa Vicario