Así es Jiffpom, el perro más famoso de Instagram y Tik Tok que te sacará una sonrisa

¿Creías que en las redes sociales sólo podían triunfar los humanos? pues estabas totalmente equivocado

Cada día son más los perros, gatos u otros animales que se hacen un importante hueco en el mundo de las redes sociales. De hecho, hay muchas personas famosos o celebridades que le dan a sus mascotas sus propios perfiles en redes sociales. En España tenemos el ejemplo de La Lola, la simpática chihuahua de Roberto Leal, presentador de ‘Pasapalabra’, quien se ha convertido en una auténtica estrella.

Existen numerosos perfiles de animales que acaparan miles y miles de seguidores, pero solo unos pocos pueden decir que les siguen más de 1 millón de seguidores. Los ‘petinfluencers’ como ya se les ha apodado, cada día atraen más las miradas de las personas que buscan contenido suculento para ver en sus horas muertas, y por qué no, ver un perrero haciendo monerías.

Jiffpom Es un pequeño perro de raza Pomerania que está arrasando en Tik Tok y también en Instagram. Sus seguidores se cuentan por millones, en concreto y agárrate bien, a Jiffpom le siguen más de 20 millones en Tik Tok y más de 10 en Instagram.

Jiffpom, el Pomerania ‘capo’ de Instagram y Tik Tok que pueden ganar 80.000 dólares por publicación

Lo cierto es que Jiffpom No es solo un petinfluencer, este can ya ha dado el salto a publicidad, el cine y hasta lograba salir en un videoclip de la cantante Katy Perry. El año pasado, siendo el animal más famoso de las redes sociales, lograba cobrar por publicación en redes, cerca de 84.000 dólares, una cantidad desorbitada para ser solo un perro. Algo que sí que tenemos muy claro que a sus dueños les ha tocado la lotería con Jiffpom.

Este caso podría haber sentado un precedente muy peligroso, ya que cada días son más las personas que abusan de sus mascotas para poder lograr muchos seguidores y así sacar beneficios. Un claro ejemplo lo tenemos en muchas cuentas o perfiles asiáticos, sobre todo de China, que solo buscan ganar dinero obligando, con dudosos métodos de aprendizaje, a perros o gatos, a realizar trucos o protagonizar algunos vídeos en los que se les humaniza de manera exagerada para así captar followers.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de j i f f p o m (@jiffpom)