Así fue cómo los perros de Rocío Carrasco lograron salvarle la vida

Fidel Albiac acudió al dormitorio donde se encontraba Rocío Carrasco alertado por los perros

Fidel Albiac acudió al dormitorio donde se encontraba Rocío Carrasco alertado por los perros

Hace ya unos meses, Rocío Carrasco sorprendía a España relatando un duro episodio sucedido en su vida, del que afortunadamente, salió ilesa. La hija de Rocío Jurado, un día se armó de valor y relató con pelos y señales, uno de los momentos más intensos  durante la emisión de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva: un intento de suicidio, algo de lo que no se siente nada orgullosa.

Efectivamente, tal y  como ella misma contó, fue Fidel Albiac quien entró en el dormitorio y la encontró. Sin embargo, hay que matizar un detalle que quizás para muchos pasó por alto: la intervención de sus perros. “No quería seguir malviviendo y ese día, 5 de agosto de 2019, decidí que no quería seguir viviendo”, explicaba con la voz entrecortada Rocío Carrasco en la serie.

No obstante, el día de la grabación de ese episodio, ocurrió algo muy significativo, que ella misma contó en una de sus entrevistas en directo en Telecinco. “Se coló en la grabación el sonido de unos perros que estaban ladrando”: los perros que un día también le salvaron la vida. Carlota Corredera quería saber por qué era tan significativo ese detalle.

preguntaba por qué era tan significativo, a lo que ella respondía: “Porque cuando yo digo que es Fidel el primero que va al dormitorio porque no me levanto, él va al dormitorio porque los perros están aullando y ladrando de una forma muy peculiar. Mis perros”, concluye con énfasis.

Fidel Albiac acudió al dormitorio donde se encontraba Rocío Carrasco alertado por los perros

Los rottweilers aullaban el día que Rocío Carrasco trató de suicidarse

Rocío Carrasco y Fidel Albiac adquirieron hace algunos años dos rottweilers con los que viven en su casa de la urbanización de Valdelagua, donde disfrutan de su jardín en perfecta armonía. El matrimonio suele levantarse cada día en torno a las 8 o 9 de la mañana, sin embargo, esa mañana era mucho más tarde de lo habitual y la hija de Rocío Jurado no se había levantado.

Según contó Rocío en la docuserie, porque así se lo han contado, uno de los dos perros se encontraba en el jardín y no paraba de aullar, un comportamiento que llamó la atención de su marido. Fue cuando Fidel acudió al dormitorio y allí encontró a Rocío y el otro perro lamiéndole el brazo, un comportamiento que le pareció extraño. Se dio cuenta entonces que su mujer estaba inconsciente.

El resto de la historia ya se conoce, pues la relató Rocío en la docuserie ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, y que afortunadamente, logró salir ilesa gracias a sus dos mascotas y a su marido.

Fidel Albiac acudió al dormitorio donde se encontraba Rocío Carrasco alertado por los perros