Así fue el papel de Xavier Sardà como mediador en la firma del convenio entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores

Xavier Sardà actuó como intermediario para que Antonio David Flores firmara el contrato privado

Son muchos los que se cuestionan la actitud tomada por Rocío Carrasco durante estos años como madre. Sin embargo, hay que tener el cuenta, que el punto de inflexión en esta triste historia está enfocado en el acuerdo privado por el que ella, un día tomó la decisión de ceder la mitad de la custodia de sus hijos a su ex marido, Antonio David Flores. En el último episodio de Rocío: Contar la verdad para seguir viva’, la propia Rocío contaba cómo se había gestado este acuerdo, aportando datos desconocidos por todos, algunos de los cuales implican de manera sorprendente a Xavier Sardà. 

Según narró Rocío Carrasco, en la idea de ceder la mitad de la custodia influyen varios factores. Por una parte, Yella sabía que sus hijos querían pasar más tiempo con su padre. Y por otra parte, y la que más dolor le causaba, eran las quejas que Antonio David Flores hacía públicamente en en el programa Crónicas Marcianas, programa en el que trabajaba como colaborador. Estos dos factores la llevaron a compartir la custodia de sus hijos con su ex marido

Una custodia que la justicia le había otorgado a ella en exclusiva, y que acordaron compartir, de manera privada y porque ella así lo quiso por el bien de sus hijos. La propia hija de Rocío Jurado, matiza y deja claro, que ningún juez le dio la custodia compartida a su marido, tal y como el ha mantenido durante muchos años en televisión, la custodia decide dársela ella.

Rocío Carrasco tuvo que ponerse en contacto con Xavier Sardà para que su ex marido firmara el acuerdo en el que ella le cedía la mitad de la custodia de sus hijos

Rocío Carrasco, tras formalizar este acuerdo privado, se lleva una gran sorpresa, pues tras firmar ella el acuerdo, se encontró con que el padre de los niños no solo no fue a firmarlo, sino que continuaba en televisión asegurando que no le dejaban disfrutar de sus hijos el tiempo que él quería. Durante nada más y nada menos que seis meses estuvo aguantado esta situación, hasta que un día, cansada, Rocío Carrasco llamó a Xavier Sardà, que por aquel entonces era el jefe de su ex marido.

En aquella llamada, según ha contado en su docuserie, Rocío le contó al periodista que todo lo que Antonio David Flores llevaba tiempo diciendo era mentira y que hacía seis meses que estaba esperando a que firmase el convenio privado por el que podría disfrutar de aquello que, según contaba a España cada noche, tanto anhelaba. El presentador se conmovió con la llamada, y aseguró que haría todo lo posible porque fuera firmado lo antes posible. Y así lo hizo.

Así fue el papel de Xavier Sardà como mediador en la firma del convenio entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores