Así fue la bonita historia de adopción de Bexter, el perro de Ryan Reynolds

Ryan Reynolds tuvo la suerte de encontrar a un amigo como Bexter

Lo curioso de esta bonita historia, es que cuando Ryan Reynolds, conocido por interpretar al héroe más macarra de Marvel, Deadpool, decidió visitar un refugio de animales en 2015, no estaba buscando adoptar una mascota. “Yo estaba tratando de encontrar un perro para mi amigo Steve”, comentó el actor.

“Steve tiene discapacidad, y tenía un perro de asistencia que le ayudaba en todo. Cuando su perro murió, su esposa me llamó y me dijo ‘Ryan, necesito un perro nuevo para Steve'”, añadió el actor. Reynolds se puso manos a la obra en la tarea de encontrar una nueva mascota para su amigo, y lo encontró. Sin embargo, hubo otro perro que le llamó la atención.

Bexter llegó a la vida del actor

En ese proceso de búsqueda de un perro para su amigo, el actor encontró a un grande y viejo Golden Retriever en la calle y no pudo dejarlo ahí. Fue un flechazo y un amor a primera vista, tal y como ha comentado el actor en varias entrevistas.

Vi un gran Retriever, con cara de bueno mirándme”, comentó en una entrevista a ABC  News. “Le susurré, Hey, vamos al infierno fuera de aquí”. “Y él saltó, en el momento de oír mis palabras. Pues resulta que se vino conmigo, saltó dentro del coche, y hemos sido los mejores amigos desde entonces”, explicó.

Este gran perro de 2 años de edad, era “demasiado grande y viejo” para Steve, pero fue perfecto para Ryan. “Me enamoré de él”, comentó el actor a People. “No fue una adopción por casualidad”, añadió finalmente el actor.