Así quedó el rostro de Omar Sánchez, novio de Anabel Pantoja, tras recibir una brutal paliza en el 2011

Omar Sánchez, windsurfista profesional, recibió una brutal paliza en enero de 2011

Este jueves 15, desde el plató de ‘Sálvame’ se desvelaba una impactante noticia sobre Omar Sánchez, actual novio de Anabel Pantoja. En el 2019, según publicaba Canarias 7, varios jóvenes lo tiraron por la escalera y le patearon la cabeza. A raíz de los golpes recibidos, aquel windsurfista profesional, tiene un tímpano perforado y pequeñas fracturas en el tabique nasal que le llevan a perder toda la temporada. La policía pudo entonces detener a uno de sus agresores, mientras se buscaban a otras tres personas.

Omar Sánchez Lo que se suponía que iba a ser una noche de fiesta en pareja en el sur de la Isla se convirtió para el joven deportista profesional Omar Sánchez, de 19 años y vecino de Pozo Izquierdo, en una auténtica pesadilla de golpes, sangre y horas en el hospital.

El pasado 9 de enero, Omar y su novia se dirigían al coche para volver a casa después de una noche de diversión. Cuando subía por las enormes escaleras del Centro Comercial Plaza, en Playa del Inglés, se percató de que un joven, de unos 20 años y vecino de El Tablero, estaba atosigando a su novia.

Así quedó desfigurado Omar Sánchez, novio de Anabel Pantoja, tras una brutal pelea
Omar Sánchez tras la brutal paliza/ Imagen: Canarias 7

Omar relata lo sucedido

El propio Omar, ya recuperado de la paliza recibida, relataba qué es lo que sucedió hace diez años, en la madrugada del 9 de enero de 2011: “¿Tú eres su novio? ¿tú eres al que tengo que darle una paliza? No me dejó ni contestar. Me dio un puñetazo y rodé escaleras abajo. Sin saber cómo, me vi rodeado de cinco tíos que empezaron a darme patadas en la cara y en la cabeza”.

Durante el forcejeo, su novia en aquel momento, fue empujada también escaleras abajo, aunque por suerte no sufrió ningún tipo de lesión. Ella tuvo que ver impotente cómo agredían brutalmente a su novio. Sólo acertó a coger su móvil y llamar desesperada al 1-1-2 para pedir ayuda.

Cuando dejaron de golpearle, lo dejaron tirado en el suelo totalmente ensangrentado y semiinconsciente. Los agresores huyeron, dejando a Omar en un charco de sangre, una vez saciada sus ganas de violencia. El joven pasó varias horas en observación en la Unidad de Urgencias del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Debido a los múltiples golpes recibidos le machacaron varios huesos de la nariz, le han perforado el tímpano de su oído derecho y le hincharon el rostro . Omar no podrá subirse a su tabla y cabalgar las olas durante este año. Su temporada como windsurfista acabó la noche del nueve de enero.