Belén Esteban (‘Sálvame Diario’) defiende, a capa y espada, a su yerno británico

Belén Esteban ha hablado del novio de su hija Andrea Janeiro en Sálvame Diario, tras morir el Duque de Edimburgo

Belén Esteban, la tertuliana más famosa de ‘Sálvame Diario’, ha querido romper una lanza a favor del novio de su hija, Andrea Janeiro. Y es que en uno de los directos de esta semana del famoso programa vespertino de Telecinco, trataron el tema de la muerte del duque de Edimburgo, marido de la actual reina de Inglaterra, Isabel II, a los 99 años.

Una noticia que no podían dejar pasar en ‘Sálvame’, debido a la extrema importancia que tiene en la Familia Real británica y en Europa. A raíz de tratar este tema, hablaron de una de las aficiones más ociosas de los británicos, la fiesta, Jorge Javier Vázquez hacía una declaraciones que no gustaron a la Princesa del Pueblo, por lo que a ella le atañe.

El novio de su hija, Andrea, es Daniel Wozza, un joven británico que conoció la joven cuando estudiaba en Reino Unido. Desde entonces forman una pareja de la que se conoce bien poco, porque la joven decidía un día no ser un personaje público. Lo poco que se sabe de ella es a través de alguna que otra declaración de su madre, quien en ocasiones se salta esta normal impuesta por su hija.

Belén Esteban defiende a su yerno, novio de Andrea Janeiro

No es la primera vez que la de Paracuellos habla de la pareja de su hija. En ‘La última cena’, cuando Belén hizo las veces de anfitriona, cocinó Solomillo Wellington, una receta británica muy famosa, y no dudó en matizar, que estaba dedicada a Daniel, su yerno.

Pero hace unos días volvía a nombrar al novio de su única hija, por otro motivo muy distinto, para defenderlo de las declaraciones del conductor de ‘Sálvame‘. Cuando una reportera entraba en directo desde Reino Unido para hablar de la última hora de la muerte del Duque de Edimburgo, salía a debate la personalidad fría, rara y distante de los británicos, a lo que Belén tuvo que replicar:

«Perdona, a mí por la parte que me toca, mi yerno es inglés y, cuidado, no todos son raros y fríos» Cuando Jorge comentaba lo que les gustaba hacer a los ingleses cuando salían e trabajar, Belén no pudo reprimir contestarle con desaire: «Los viernes cuando acaban de trabajar, se pillan unas cogorzas…» ¡Oye, pues como aquí!»