La colaboradora de ‘Sálvame’ afirma sentirse aliviada y muy feliz de vender la casa

Tras varios años de litigio judicial con el que fuera su representante Toño Sanchís, en el que reclamaba un millón de euros, Belén Esteban logró adquirir la casa del mánager tras comprarla en una subasta.

La colaboradora de ‘Sálvame’ se quedaba con la casa de su ex mánager ubicada en el municipio de Villanueva del Pardillo (Madrid). Eso sí, la de de Parcuellos del Jarama recibía la casa en un estado lamentable.

Tal y como se mostraba en unas imágenes exclusivas de la revista Semana, cuando la que fuera ‘princesa del pueblo’ piso la propiedad se encontró con el piso y las paredes llenas de basura, cables de corriente arrancados y el jardín parcialmente destrozado.

El principal objetivo de Belén cuando adquirió el chalet era poder venderla, para así poder conseguir más dinero por ella. Por ese motivo la madrileña tuvo que acometer varias reformas durante los últimos meses, de las que se ocupó el marido de una de sus amigas.

Toño Sanchís aún le debe 357.000 euros

Tras esas reformas en las que la de Paracuellos reconocía que ha invertido 50.000 euros y poner a la venta la propiedad, la colaboradora confirmaba ayer en el programa ‘Sálvame que por fin había logrado vender la casa que perteneció a su ex representante.

Algo nerviosa pero muy contenta y feliz, la madrileña indicaba “Sé que los que me queréis os vais aponer muy contentos… ¡He vendido la casa!”. A continuación Belén Esteban daba las gracias a todos, pero especialmente a toda su familia.

Aunque la colaboradora de televisión afirmaba que aún no ha firmado el contrato de compra-venta de la casa, si confirmó que ha cerrado un acuerdo para la adquisición definitiva: “He firmado un contrato de arras”.

Finalmente la madre de Andrea Janeiro señaló, que su ex representante aún le debe 357.000 euros de la cantidad estimada por la Audiencia Provincial de Madrid.