Boris Izaguirre confiesa que padece un trastorno del lenguaje desde niño

Boris Izaguirre

El mérito de una madre que se empeñó en corregir dicho trastorno lo máximo posible

Boris Izaguirre, siempre ha reconocido que desde niño sufre dislexia, un trastorno del aprendizaje en lectoescritura que le marcó muy especialmente durante su infancia. La última vez que lo reconoció fue en el programa de Bertín Osborne, «Mi casa es la tuya».

El polifacético presentador, cuenta que confundía la izquierda con la derecha además de cambiar continuamente los nombres y asegura que «escribe fatal«. Sin embargo, gracias al esfuerzo realizado desde pequeño ha conseguido convertirse en un afamado escritor.

Su madre, que se dedicaba a la danza, fue la que enseguida se dio cuenta de las confusiones de su hijo. Gracias a eso, su familia decidió buscarle ayuda médica para que con ejercicios y constancia su dificultad no le supusiera tener obstáculos comunicativos en el futuro. Y a la vista está que lo lograron con éxito.

Boris Izaguirre reconoce en su última autobiografía «Tiempo de tormentas», el mérito de su madre, a  la que siempre ha llamado por su nombre propio, Belén, al insistir en corregir dicho trastorno lo máximo posible a través de ejercicios domésticos diarios.

Boris Izaguirre con su libro «Tiempo de tormentas»

Boris Izaguirre describe como le afectaba la dislexia de niño

Relata Boris Izaguirre confesaba en el programa de Bertín Osborne,  que por culpa de la dislexia que padecía desde pequeño no sabía atarse los cordones. Esto le llevó a ir siempre con los cordones sueltos hasta los 9 años.

El escritor continuaba describiendo que tuvo muchas complicaciones con el abecedario. Comentaba que había tardado muchos años en empezar a leer bien porque no era capaz de «poner en orden las cosas«.

Boris Izaguirre se emocionaba también cuando hablaba del tesón y la dedicación de su madre. Ella era bailarina y estaba dedicada al control del movimiento, precisamente lo que a él le resultaba más difícil de conseguir.

A pesar que este problema le hizo vivir una infancia y una adolescencia difícil, Boris Izaguirre, con la misma dedicación de su madre logró ser lo que siempre quiso:  escritor. Comenzó guionizando culebrones en su Venezuela natal, para después lanzarse a forjar una carrera literaria de la que hoy en día puede presumir.