Bronca entre Mila Ximénez y Jorge Javier Vázquez en el primer día de 'GH VIP 7'

Mila la lía en el primer día de ‘GH VIP 7’, al negarse a entrar a la casa por una gatera

Arrancó ‘GH VIP 7′ ayer miércoles y lo hizo a lo grande, con una bronca entre la colaboradora de televisión Mila Ximénez y el presentador Jorge Javier Vázquez. Mila apunta a ser una de las protagonistas de esta edición, y el estreno no ha defraudado.

Al tratarse del primer día, en el que solo debían acceder a la casa de Guadalix de la Sierra y presentarse, la cosa no daba para mucho juego. Sin embargo y estando Mila por el miedo, nunca hay que descartar nada.

Es lo que pasó en el estreno de ayer, donde nada más llegar la colaboradora de televisión de 67 años la ha liado. Mila no quiso entrar en un principio a la casa, de la forma que la dirección del programa había preparado.

A diferencia de otros concursantes, Jorge Javier le pidió a Mila y “El Cejas” que pasaran por una gatera o trampilla para acceder a la casa. A Mila, que iba con un precioso vestido estampado, no le hizo ninguna gracia lo que le había preparado la organización.

La veterana colaboradora de televisión se trincó tal cabreo, que incluso amenazó con marcharse del concurso. Así se lo hizo entender a Jorge Javier:

“Me niego a hacer eso. No voy a entrar en la casa por la gatera. ¡Ya te digo yo a ti que no!. Sabía que me ibais a preparar algo así. Ya me tiré del helicóptero, ¡no pienso entrar a gatas!. Yo me voy mañana, te lo digo”.

Mila aludió en un principio a que su vestido podía romperse, aunque luego afirmó que era por el balón gástrico:

“No voy a romperme la espalda entrando, que además se me puede mover el balón gástrico. ¡Anda a la mierda, ya!”.

Bronca entre Mila Ximénez y Jorge Javier Vázquez en el primer día de 'GH VIP 7'

Críticas al trato de favor hacia Mila

Finalmente Mila consiguió su objetivo y no entró por la gatera. Sin embargo, la actitud de la organización doblándose ante las exigencias de Mila no han sentado nada bien a los espectadores.

Estos se han quejado de un trato de favor hacia la colaboradora. Algo que contrasta con los concursantes Hugo o Noemí, a quienes hicieron entrar por un túnel pringoso.