Bronca espectacular entre Lydia Lozano y Mila Ximénez en el plató de 'Sálvame'

Tremenda discusión entre ambas colaboradoras, cuyo inicio tuvo lugar fuera de las cámaras

El plató de ‘Sálvame’ pasó ayer por momentos muy calientes tras la monumental bronca entre las colaboradoras del programa, Lydia Lozano y Mila Ximénez. El programa diario de Telecinco abría ayer con unas imágenes grabadas fuera de plató, en las que se podía escuchar la voz de Lydia Lozano.

Aunque en ningún momento se ve la imagen de Lydia, si se escucha perfectamente su voz. En la grabación la periodista madrileña de 58 años carga contra Mila Ximénez, tras haber tenido una discusión previamente con ella.

Una histérica y fuera de sí Lydia Lozano soltaba estas frases contra su compañera, tras haber sido acusada de haber capturado imágenes interiores de la boda de Belén Esteban:

“¡Todo el mundo le ríe las gracias!”, “¡Soy la que más me callo!”, “¡No me puedo callar siempre y poner una sonrisa!”, “¡Estoy hasta las narices de que me llame mala compañera!”. 

Ya en directo en el plató, Mila susurraba que Lydia le tiene asco, pero que ella dice las cosas a la cara y no monta ningún numerito. Ese comentario provocó que Lydia saltara y le tirara en cara: “¿¡Me vas a hablar tú de numeritos!? ¿¿¡Tú!? Me parto y me troncho. Tú sí que montas pollos y yo aguanto mucho por educación”.

Bronca espectacular entre Lydia Lozano y Mila Ximénez en el plató de 'Sálvame'

Mila llegó a decirle a Lydia que era “cobarde”, “mentirosa” y que llevaba “17 años sufriéndola”. El cruce de declaraciones entre ambas colaboradoras acabó con las lágrimas de Lydia, y la salida del plató de la ex mujer de Manolo Santana llorando.

Antes de que Mila abandonase completamente el plató, el presentador Jorge Javier Vázquez fue tras ella para tratar de calmarla. Finalmente Mila regresó pero distanciada de Lydia.

Poco después de la bronca y ya más tranquila, Mila Ximénez se acercó a Lydia Lozano. La sevillana le dio un abrazo y un beso, gesto que provocó las lágrimas de Lydia.

Debido a sus muy distintas personalidades, las broncas entre ambas colaboradoras han sido habituales durante todos estos años.