Brutal discusión entre María Patiño y Belén Rodríguez mientras debatían sobre 'GH VIP 7'

Ambas colaboradoras se enganchan en una tremenda discusión mientras debatían sobre Antonio David Flores

La amistad que la colaboradora Belén Rodríguez tiene con Rocío Carrasco, hija de la mítica Rocío Jurado, le esta creando multitud de problemas y grandes discusiones con sus compañeros de ‘Sálvame Diario‘.

Su posicionamiento en favor de Rocío Carrasco y en contra del ex de esta última, Antonio David Flores, le hace tener que enfrentarse una y otra vez a sus compañeros, posicionados con el ex guardia civil.

Ya habíamos visto duros enfrentamientos por este tema. Sin embargo el de ayer fue tan fuerte, que incluso terminó con la periodista gallega María Patiño abandonando el plató del programa de Telecinco.

Entre esta última y Belén Ro volvieron a saltar más que chispas. Ocurrió mientras todos hablaban sobre la mala relación y los enfrentamientos entre Antonio David y Alba Carrillo. Mientras más debatían, más iba subiendo la temperatura entre los colaboradores.

Brutal discusión entre María Patiño y Belén Rodríguez mientras debatían sobre 'GH VIP 7'

María Patiño se quejaba de que las opiniones que se estaban dando sobre este tena eran personales y no profesionales. La gallega afirmaba que no se estaba hablando del reality, sino de amistades de unos y otros.

La discusión entre ambas fue en aumento. Mientras la ferrolana le decía a Belén que aceptaba sus opiniones pero no su actitud, esta última le contestaba que Antonio David nunca le cayó bien y que su participación en el reality era “una mierda”.

Belén afirmaba que lo que ella piensa de Antonio David, lo piensa también la mayor parte de la gente. Esta echaba en cara a sus compañeros que lo que no soportaban era que alguien diera una opinión diferente a la de ellos.

En un momento determinado María Patiño le gritó: “Así no puedo trabajar! ¡Prefiero no coincidir contigo! ¡No se puede trabajar contigo!. Aunque Belén Esteban y Kiko Hernández intentaron suavizar la discusión, fue inútil.

La gota que colmó el vaso para María Patiño llegó cuando Belén Rodríguez les acusó de “fascistas”. La gallega muy enojada terminó por abandonar el plató en directo.