Canales Rivera causa furor al desabrochar su pantalón para mostrar sus cicatrices y enseñar un poco más de la cuenta

José Antonio Canales Rivera desmiente a Cynthia Martínez y avisa de que tomará medidas legales

Este sábado, en la entrevista que Cynthia Martínez dio en ‘Sábado Deluxe’, aseguró que había mantenido relaciones con José Antonio Canales Rivera. En concreto, narra que fue una noche en Madrid, en la que cenaron con más gente y luego se marcharon al hotel donde estaba alojado el torero.

lLa semana pasada, Canales lo negó ante Kopérnica, y la máquina la daba la razón, pero la joven insistía en su versión hasta el punto de contar que el torero se había dejado unos calzoncillos en la habitación del hotel, prenda que ella se llevó y que dice tener en su poder.

Canales da la cara después de la entrevista a Cynthia Martínez en ‘Sábado Deluxe’

Después de este fin de semana, Canales ha dado la cara este lunes en ‘Sálvame’, advirtiendo nada más empezar, que sus abogados preparan una demanda civil por vulneración de su derecho al honor. A continuación, ha contado que estos dos días para él han sido como «una montaña rusa» de emociones.

Reconoce que aunque su chica le ha creído y su relación está “bien”, tendría que haber sido “lo más sincero posible” con ella desde el principio: “¿Quién no se ha visto un poco en mi situación? Tenía que proteger a mi pareja”.

Su error ha sido no contárselo desde el principio porque “no consumamos” y debería haberlo explicado: “Aunque el chaparrón fuese duro, no habría pasado nada”. Además, desmiente el testimonio de Cynthia mostrando lo que ella dijo no haber visto: sus cicatrices. El torero tiene en la tripa un tatuaje de un toro y dos enrome cicatrices de dos cornadas: “¿Esto no se ve?”, preguntaba a Paz Padilla subiéndose la camisa.

Canales Rivera causa furor al desabrochar su pantalón para mostrar sus cicatrices y enseñar un poco más de la cuenta

Canales Rivera explica su versión de lo ocurrido con Cynthia Martínez en el hotel

El torero no ha podido evitar pronunciar unas primeras palabras con respecto a este tema:  “La primera conclusión es que soy un gilipollas. Yo. En primera persona”, decía el colaborador de ‘Sálvame’, narrando lo que había sucedido aquella noche. Cuenta que quedaron para cenar, y que él iba con unos amigos porque pensaba que ella también iba a acudir con amigos, algo que no fue así.

Tras cenar y tomar algo, se acercaba la hora del toque de queda y ella se ofreció a llevarle al hotel y, al parecer, él accedió a que subiera a la habitación por dos razones, primero porque eran ya las doce y segundo porque había bebido un poco.

Pero hasta ahí, niega que pasara nada más entre ellos. “Lo juro y lo perjuro”, decía Canales que no entiende aún cómo pudo llevarse unos calzoncillos.