¿Cansada del frío? Prepárate para conseguir la piel bronceada perfecta este verano

Te contamos cómo preparar tu piel para este verano de 2021, con trucos y consejos que ayudarán a que tu piel adquiera un bonito tono dorado

En ocasiones, llegar a tener una bonita piel bronceada se hace muy difícil, o tomamos mucho el sol y nos tostamos como una gamba, o no sabemos repartir el tono y acabamos a parches. Aún hace frío. lo sabemos, pero ¿quién no está pensando ya en que el próximo verano sea muy diferente al del 2020? Y ya  que estamos pidiendo ¿Por qué no adquirir rápidamente una bonita piel dorada o tostada sin casi esfuerzo?

Dentro de unos meses llegará el buen tiempo y el sol hará su aparición. El verano aún no está a la vuelta de la esquina pero ya podemos comenzar a desear de forma (casi) obsesiva  lucir una piel bronceada y dorada. Y no, lanzarnos al sol sin protección solar contra la radiación cual lagarto de sangre fría no es la solución más recomendable.

De hecho, lo primero que tienes que tener claro es que ponerte morena de forma natural es algo progresivo. El tono moreno se irá notando en tu piel poco a poco, hasta llegar a su punto máximo. Y recuerda que siempre debes seguir unas sencillas pautas a la hora de exponerte al sol: aplicar siempre protector solar con filtros UVA y UVB, no hacerlo en las horas centrales del día…

Pero como sabemos que a veces el deseo por ponerte morena puede contigo (lo reconocemos, también nos pasa) hemos elaborado una lista con las cinco cosas que puedes hacer parar lucir un tono moreno antes que nadie este verano. ¡Toma nota de ellas!

1. Prepara tu piel para recibir el sol

Lo primero que debemos hacer es estar seguros de que nuestra piel está en perfectas condiciones antes de exponernos a los rayos del sol. Realízate un tratamiento exfoliante corporal -en un centro de estética o en casa, como prefieras- para eliminar las capas de células muertas y la piel seca; y no te olvides de la hidratación, ya que si tu piel está perfectamente nutrida podrás ponerte morena antes y conseguir que el bronceado te dure intacto mucho más tiempo.

2. Recurre a la nutricosmética

Sí, las pastillas de nutricosmética se convierten en tus aliadas a la hora de ponerte morena antes que nadie. ¿Por qué? Porque pueden ayudarte a ponerte morena desde dentro, sin que tu piel sufra el efecto dañino de los rayos del sol; además, este tipo de productos no solo dan tono a tu piel, también la protegen frente a los radicales libres.

3. Usa un aceite o crema que aporte luminosidad

No nos referimos a un aceite o crema autobronceadora, sino a los productos cosméticos que dan luz a tu piel sin pintarla o teñirla. Con cualquier aceite corporal natural y a ser posible, orgánico, ayudarás a estimular la renovación de las células de la piel. Tu piel obtendrá un aspecto luminoso, aterciopelado y uniforme.

4. Toma zumos y smoothies

Igual que sucede con la nutricosmética, que ayuda a tu piel desde el interior, existen ciertas frutas y verduras que, por su alto contenido en betacarotenos y vitamina C, ayudan a tu piel a lucir un tono moreno antes; la zanahoria es un clásico, igual que los pimientos, los tomates o las naranjas.

¿Nuestra propuesta? Un smoothie realizado con fresas, zanahoria, el zumo de una naranja y un limón y un vaso de agua; también puedes probar con un zumo hecho a base de zanahorias, naranja, mango y nectarinas.

5. ¿Quieres ponerte morena de forma instantánea? ¡Pásate al aerógrafo!

Puede que tu deseo sea porque tienes un evento importante y no quieres lucir un tono de piel blanquecino; si lo que quieres es aparecer morena y radiante, opta por una sesión de este tratamiento realizado con aerógrafo en menos de quince minutos. Dura entre cinco y siete días con un aspecto natural y, lo más importante, ¡no te pone naranja!