Carla Barber padece el síndrome de Brugada por el que pude morir súbitamente

La médica de los famosos, Carla Barber, ha confesado qué enfermedad padece y por la que tiene el 3% de posibilidades de fallecer de manera súbita La vida ha cambiado para Carla Barber. La famosa médico especializada en medicina estética, ha revelado qué enfermedad la ha tenido tan preocupada en los últimos meses. Hace algunas semanas adelantaban en su perfil de Instagram, que le había sido diagnosticada una enfermedad hereditaria en el corazón, pero se no sintió aún con la fuerza necesaria para revelar cuál era. La doctora estética ha confirmado que su diagnóstico es bastante preocupante, y ella misma aún se encuentra en shock por este motivo. La canaria padece un síndrome hereditario que se llama ‘Brugada‘. El síndrome de Brugada es una alteración poco frecuente en el ritmo cardiaco, que puede ser potencialmente letal. Esta dolencia puede ser heredada por los miembros de la familia y tampoco existe un tratamiento específico para evitar sus síntomas. En el caso de que el facultativo lo vea necesario, se le puede instalar al paciente un desfibrilador automático implantable (DAI), para que se active en el caso de que el corazón se pare tras estos latidos irregulares.

Carla Barber la parte positiva de su extraña y potencialmente letal dolencia cardiaca

Carla no ha tenido más remedio que asumir su diagnóstico, y a pesar de que tienen un 3% de que su corazón se pare, ella ve el vaso medio lleno y asegura que tiene un 97% de vivir y llevar una vida normal: “Hace justo un mes que me dieron la noticia de que tenía una enfermedad del corazón. No os había dicho nada todavía porque estaba esperando a tomar una decisión sobre qué hacer. Tengo una enfermedad que se llama síndrome de brugada, es una canalopatía que da lugar a arritmias y que produce muerte súbita” comentaba Carla en su perfil de Instagram. Aún digiriendo este terrible diagnóstico, Carla ya ha dado el paso de adquirir desfibriladores para sus clínicas estéticas, en casa y uno portátil en su bolso cuando tenga que realzar algún viaje. Además ya ha informado a su familia, así como a sus compañeros de trabajo, de cómo proceder en el caso de que sufra un falo cardiaco.
]]>